Eels: Novocaine for the Soul

Tenía clarísimo, cuando este blog arrancó, que éste iba a ser uno de los temas que iban a desfilar por aquí. Un tema por el que siento una veneración especial. No sabría explicar por qué, pero ha representado algo muy especial en mi vida. Quizá por asociarlo a una determinada época, ya bastante lejana. Uno de los temas y de los grupos…eels-beautiful_freak-frontalSe llamaba Toni, ese compañero de un trabajo en el que estuve bastantes años, el que me dejó un día el disco Beautiful Freak del grupo Eels. Un discazo tremendo, magnífico, repleto de canciones redondas, bellas, enigmáticas y también altamente asimilables. Toni también era un espíritu inquieto a la hora de descubrir nuevos grupos y artistas y de dejarse la pasta en la caja registradora de la tienda de discos. Solíamos hablar e intercambiar novedades, sensaciones, descubrimientos. Y un día me dejó el CD de los Eels varios días para que lo escuchara tranquilamente. Oh my God.everett_5Eels es el nombre del grupo creado por y en torno a Mark Oliver Everett, conocido en el mundo musical simplemente como “E”, allá por el año 1995 en California. La vida de Mark está marcada por el sufrimiento, las desgracias y la mala suerte. Y él ha utilizado la música para canalizar ese dolor, para expresarlo, para combatirlo y para intentar superarlo en una especie de actividad terapéutica.eels-en-la-sala-la-riviera-de-madridLos padres de Mark mueren por diferentes causas y en diferentes circunstancias, y su hermana Liz se suicida también. Todo esto a una edad relativamente temprana de nuestro protagonista. Yo no tenía ni idea de hasta qué punto la vida de Mark había sido una puta mierda de tales dimensiones. Simplemente iba a hacer una breve reseña del disco en cuestión, a explicar quiénes son los Eels y qué discografía han sacado, y a presentar el tema. Pero no va a ser así. Voy a ir leyendo, releyendo y descubriendo elementos, desgranándolos e integrándolos en esta entrada. Lee esto y muy probablemente comprenderás por qué me ha impresionado esta historia…doshermosasbolasparadecorarelarboldenavidad“A principios de los 70, a los Everett les regalaron dos bolas de cristal para decorar el árbol de Navidad. La amarilla tenía inscrito el nombre de su hija mayor, Liz, y la roja el del pequeño, Mark. Los hermanos, en un arrebato de humor macabro, bromearon con que la bola que antes se rompiese designaría al primero en morir.

Mark, sediento de emociones siniestras, llevaba la bufonada al extremo cada Navidad. Arrancaba las bolas del abeto y comenzaba a practicar juegos malabares. Liz observaba angustiada el vuelo tintineante de las esferas mientras suplicaba a su hermano preadolescente que parara. Aquello no tenía ni puta gracia. Y un año, con Liz sollozando al borde de la desesperación, a Mark se le escapó una de las bolas. Trató de agarrarla con la palma de la mano pero rebotó y cayó al suelo rompiéndose en pedazos.

De color amarillo.

Aquel ruido de cristales rotos atormentaría sin piedad a Mark Oliver Everett, alias E, en el verano de 1996. Acababa de grabar Beautiful Freak, su álbum de debut bajo el seudónimo de Eels, y tras años de miserias por fin comenzaba a labrarse un nombre en la escena indie. Pero su adorada hermana nunca escuchó el disco. Liz se había suicidado”.

Este relato está extraído de una sensacional entrada con la que he dado, en jotdown.es (“Eels, porque la música no sabe morir“), donde las desgracias de la familia Everett son narradas de tal forma que a uno le cortan la respiración.eels¿Y qué nos dice la mencionada entrada sobre el padre y su destino final? El padre fue ni más ni menos que físico cuántico y defensor de ciertas teorías pioneras, y se carteó en sus años mozos con Albert Einstein. Ahí es nada…

“Mark Oliver Everett nació en una familia emocionalmente desequilibrada. Su padre, Hugh Everett III, era un físico cuántico que a los 13 años se escribía cartas con Einstein y terminó asesorando a Robert McNamara sobre estrategias bélicas en Vietnam. Ese empleo en el Pentágono, sin embargo, nunca alivió su frustración profesional. Hugh Everett III era un prodigio caído en desgracia en la comunidad científica por haber acuñado la Teoría de los Mundos Paralelos, según la cual existen infinidad de universos donde se reproducen diferentes versiones de nuestras vidas. Aquella tesis pionera fue acogida con ostensible burla por parte de sus colegas, sobre todo cuando la ciencia ficción se apropió de la idea en películas de serie B. Según E, el estandarte de la investigación en la época, Niels Bohr, ridiculizó con saña a su padre y arruinó la vida de un hombre que se convirtió en un despojo taciturno.

hugh-everett

El físico cúantico Hugh Everett III, padre de nuestro protagonista

E cuenta que su padre vivía tan abstraído que el solo hecho de que pronunciara una frase constituía una noticia en casa. Y el contacto físico con él se limitaba a fortuitos encontronazos en el pasillo, que acababan con una quemadura en el brazo porque Hugh siempre tenía un cigarrillo encendido entre los dedos.80e3484d-c249-4403-b03aaae98553c03a

everett-03

El físico en 1982, el año de su muerte

Fumaba tres paquetes diarios, bebía como un pez payaso y había engordado con el desafiante regodeo de quien le importa todo una mierda. En 1982, a los 51 años, su maltratado corazón reventó. Las chicas Everett estaban de visita en casa de unos parientes. E había salido de noche. Al despertarse y buscar a su padre encontró el cadáver, desplomado sobre la cama con la ropa del día anterior”.snf11eels2_682_417134aEn cuanto a su madre, nos encontramos ante otra triste historia protagonizada por una mujer inmadura, Nancy Everett:

“Nancy Everett era infantil y por tanto imprevisible. Aunque su cariño era incondicional, en ocasiones lanzaba críticas extemporáneas y crueles a sus propios hijos, y era propensa a romper en estruendosos llantos sin motivo aparente. Nancy inspiraba la ternura y compasión de una fiel amiga, pero no el respeto ni el sentimiento de deuda que infunden las buenas madres. E confiesa que la negligencia de Nancy le provocaba una irreprimible sensación de carencia. Irónicamente, ese vacío se magnificó cuando ella murió en 1998.

Meses atrás le habían diagnosticado cáncer de pulmón, y su deterioro en pocas fechas fue atroz. E recuerda escenas de su madre levantándose por error a las cinco de la madrugada para ir a quimioterapia. O despertarse por el ruido de líquido chorreando contra el parqué del pasillo: Nancy quería ir a mear sin hacer ruido pero el esfínter la había traicionado a escasos metros del retrete. Como la traicionó aquella vez que se cagó en las sábanas y, mientras E la limpiaba, sus ojos solo reflejaban la humillación de una mujer avergonzada de sí misma. Aquella mirada, como de niña perdida de noche en el bosque, era escalofriante.

Cuando Nancy sucumbió a la enfermedad, E descubrió que la enfermera que había contratado para atenderla aprovechaba su estancia en casa de los Everett para llamar diariamente a su familia en África. Dejó una factura de miles de dólares y desapareció.” 

parallel-worlds-6-425x288

La familia Everett: El pequeño Mark a la izquierda, su madre Nancy, su hermana Liz y su padre

parallel-worlds-7-425x239

parallel-worlds-8-425x424

El padre, físico eminente e incomprendido. El hijo, músico y compositor. La ciencia, la memoria como homenaje, los hilos invisibles del destino

Sin embargo, es la historia de la muerte de su hermana Liz la más desgarradora de todas:

“Liz era una rubia con tetas de tronío y debilidad de espíritu. Sin referentes de estabilidad en el ámbito doméstico, cayó con facilidad en un círculo de malas influencias que se aprovecharon de ella sin pudor y la llevaron a una espiral autodestructiva donde el desfile de drogas, relaciones tóxicas y episodios depresivos culminó con un primer intento de suicidio en 1982. Poco antes del infarto de Hugh.

La muerte de su padre agudizó los problemas psicológicos de Liz, que pasaría años entrando y saliendo del frenopático. Gracias a la terapia de electrochoque experimentó leves mejorías que terminaron confirmándose como un espejismo. En todas y cada una de sus recaídas existía un componente de insuperable mala suerte: Liz siempre confiaba en los hombres equivocados. Salió con un tipo que la maltrataba y tuvo otro novio que en un brote psicótico amenazó a E con un cuchillo de cocina. Porque sí. Luego estuvo prometida con un tipo encantador que poco antes de la boda tuvo una epifanía y se convirtió en uno de esos cristianos renacidos.

Cualquier esperanza de rehabilitación se ahogó en alcohol. Liz se emborrachaba continuamente y una noche, totalmente ebria e indefensa, fue violada por un grupo de hombres en un cajero automático. Ese infierno personal continuaba ardiendo cuando años después Liz volvió a enamorarse y por fin se casó. Fue un enlace poco ortodoxo porque se celebró en la cárcel donde el novio cumplía condena. Era el mayor narcotraficante del estado de Virginia.

Siempre perseguida por sus demonios internos, Liz había protagonizado varias tentativas de suicidio desde aquel primer intento en el verano de 1982. El definitivo fue en 1996, cuando se merendó un bote entero de pastillas. Escribió una nota de despedida en la que hablaba de reunirse con su padre en uno de sus mundos paralelos.

La guadaña aún no había terminado de ensañarse con E. Su prima Jennifer era azafata y volaba en el avión que impactó contra el Pentágono el 11-S. El gorila que les acompañaba en las giras, Spider, murió de sobredosis después de un concierto. La esposa de su mejor amigo falleció también a una edad ridículamente joven, de cáncer. A E le destrozaba recordar cómo había ido al hospital con su maleta y solo la maleta regresó a casa.”eelscopy_2890801bCon la vida, la extrema mala suerte y la dama de la guadaña habiéndose cebado de tal manera con Míster E, o más exactamente con su entorno más cercano -lo cual duele tanto o más- no es extraño que el alma de los Eels concibiera su música y sus discos como una herramienta para superar y reírse de sus desgracias, como una forma para expresarse, comunicarse, confesarse y exorcizar tan espantosos demonios. Y no solamente su producción musical. se impuso como terapia personal escribir su autobiografía, titulada “Cosas que los nietos deberían saber”, editada originalmente en UK en 2008 y traducida en España por Blackie Books en 2009. libro-markolivereveret_280-1Un libro donde Everett -según una breve reseña publicada por Rockdelux- nos cuenta “con honestidad, sencillez, ternura y sentido del humor” esa devastadora historia familiar, así como sus estrambóticas relaciones con las mujeres difíciles o con ciertos problemas psicológicos -incluyendo su amor por una dentista rusa- además de “cómo le robaba el coche a su padre a los 14 años, cómo compuso “Novocaine For The Soul” o lo nervioso que se puso cuando conoció a Neil Young. Y, sobre todo, que para ser un superviviente hay que saber apreciar los buenos momentos.”

Esta autobiografía -ironía incluida, Everett por el momento no tiene ni hijos ni nietos- se ha convertido en una especie de libro de autoayuda, ha recibido buenas críticas y ha tenido ventas más que aceptables. Un libro en el que empleó unos cuatro años, y del cual se han extraído presumiblemente esas trágicas historias antes narradas sobre el padre, la madre y la hermana. La revista Rockdelux le ha dedicado varios excelentes artículos -así como portadas en papel- a Mark Oliver Everett y al grupo Eels. En el mencionado enlace se dice sobre los propósitos de esta autobiografía y sobre su obra musical:

Aunque su funesta biografía es la crónica de un hombre empeñado en no pegarse un tiro, ahora le gusta decir que se siente satisfecho y afortunado. “Soy en general mucho más optimista de lo que la gente cree”.

El cantante, que reside en una zona tranquila de Los Angeles llamada Los Feliz -otra de las mordaces ironías que envuelven su vida- les concedió una entrevista. Esos cuatro años empleados en escribir ese libro culminaron con la publicación, en tan sólo catorce meses -entre 2009 y 2010- de tres nuevos álbumes:

“Hombre Lobo. 12 Songs Of Desire” (E Works-Vagrant, 2009), “End Times” (E Works-Vagrant, 2010) y “Tomorrow Morning” (E Works-Vagrant-Nuevos Medios, 2010). Se cerraban así cuatro años sin material nuevo, el mayor lapso de su carrera (con nueve álbumes de estudio como Eels, seis en directo y uno de rarezas durante quince años).art-eels_287-4a“Aquellos cuatro años fueron duros para mí, porque estaba muy ocupado y casualmente todo lo que hacía tenía que ver con mi pasado. Y no soy una persona a la que le guste mirar al pasado”. “De algún modo, estoy orgulloso de todo aquello y me vino muy bien pero no querría volver a hacerlo”…explica Mark en la mencionada entrevista. 

Pero esos cuatro años fueron intensos e importantes por otro detalle de gran relieve y que enlaza con esas terribles desgracias de su vida familiar: Mark se dedicó a preparar y coordinar el documental de la BBC “Parallel Worlds, Parallel Lives” (2007) sobre su distante padre, el brillante y malogrado físico cúantico.
home

mark20everett

La figura de su padre y la importancia y trascendencia de su teoría para la física y la ciencia actuales finalmente han sido reconocidas y reparadas. Hugh Everett III publicó en 1957 su trabajo Many Worlds Theory. Pero como se ha comentado antes, cayó en el descrédito y la burla por parte de los colegas de su época, llegando a encontrarse con la oposición frontal del conocido físico danés Niels Bohr. Pero aparecen otros científicos -que sí le apoyaron- en el documental, como el físico del M.I.T. y experto en mecánica cúantica Max Tegmark, que fue de los pocos que creyó totalmente en las predicciones de Hugh Everett sobre la constante creación de hipotéticos universos paralelos a partir de nuestras experiencias reales.

ge1

Mark con el conocidísimo físico japonés Michio Kaku, en un encuentro internacional de ciencia, Nueva York, año 2008. Es una discusión acerca del documental sobre el padre de Mark. Sin duda, nos encontramos ante un músico con una historia e identidad absolutamente singulares

ge2

Mark Oliver, Michio Kaku, y en primer plano, Max Tegmark, de los pocos que apoyó las teorías de Hugh Everett III

Antes de presentar finalmente el tema Novocaine For The Soul, transcribo una breve pero excelente reseña álbum a álbum hecha por la revista Rockdelux (en letra verde):

DIEZ MUESTRAS DE FRENESÍ CREATIVO

EELS, Cosas que deberías saber

“Beatiful Freak” (DreamWorks, 1996)

A principios de la década de los noventa, firmó dos discos como E –”A Man Called E” (1992) y “Broken Toy Shop” (1993)–, aunque no pasó gran cosa y Polydor se deshizo de él. Sin embargo, “Beautiful Freak”, su primera referencia con el apelativo de aspecto grupal Eels (Anguilas), no pudo ser más exitosa comercialmente y sonada en lo artístico. “Novocaine For The Soul” fue un hit alternativo y el álbum, cuyo título bien podría servir para definir a su autor, fue considerado uno de los mejores del año por muchos medios. El Top 1 fue de manera casi unánime “Odelay” de Beck, un músico con el que tanto se iba a comparar a E por su tesitura de voz y su gusto por las texturas de sonido.

EELS, Cosas que deberías saber

“Electro-Shock Blues” (DreamWorks, 1998)

Por primera vez grababa con Jim Lang, quien también coordina los arreglos de cuerdas y vientos. Es su mano derecha hasta hoy. E había triunfado en el peor momento de su vida, cuando su hermana se suicidaba tras toda una vida anunciándolo y su madre se preparaba para morir, dolorosamente, de cáncer. El blues del electrochoque documenta todo eso y más de un modo estremecedor. Confesional hasta niveles obscenos, este raro disco de pop puede poner los pelos de punta y dar ganas de bailar al mismo tiempo.

 

EELS, Cosas que deberías saber

“Daisies Of The Galaxy” (DreamWorks, 2000)

Pop orquestal liviano, amable en el mejor sentido, y dotado de un cautivador romanticismo de tragicómico perdedor. Tiene piezas redondas (“I Like Birds”,“Flyswatter”, “Grace Kelly Blues”, “Tiger In My Tank”,“Mr. E’s Beautiful Blues”), un instrumental coescrito por Peter Buck (R.E.M.), una balada con violines llamada“It’s A Motherfucker” (“Es un cabronazo”) y una producción detallista que convierte la cascada de ingeniosos arreglos en protagonista. El hombre una vez conocido como Mark Oliver Everett (como se acredita) lo hizo casi todo, salvo tocar las baterías y la sección de viento.

EELS, Cosas que deberías saber

“Souljacker” (DreamWorks, 2001)

Bullicioso y provocador como un moscardón hambriento, el señor E decide que es hora de rocanrolear. ¡Adiós trovador tragicómico, hola cínico cabroncete! Le acompañó en el cambio (parcial: no todo el disco es fiel a esa mutación) una banda básica en la que sobresalen las enfurruñadas guitarras eléctricas. La chispa que encendió todo este fuego es una historia verdadera, la de un asesino en serie que creía apropiarse de las almas de las personas que mataba. El mangante de almas. Humor negro, aullidos de chacal y riffs machotes. Invitados: John Parish (produce y coescribe), Joe Gore y Kool G Murder.

 

EELS, Cosas que deberías saber

“Shootenanny!” (DreamWorks, 2003)

En el folk de Estados Unidos, una “hootenanny” es una fiesta o concierto improvisado. Introduces el juego de palabras con el verbo “shoot” (golpear, disparar) y aquí tienes un disco de canciones desnudas y directas, poco arregladas y que no renuncian a la contundencia. Gore y Murder se confirman definitivamente como escuderos para un repertorio ufano, algo irregular, pero poblado de interesantes personajes como la chica que dice tacos (“alguien a quien poder creer”) o los que se cuelan en la fiesta de los premios de la moda (“nos volaremos las cabezas de desesperación”). Y todo ello infectado de blues.

EELS, Cosas que deberías saber

“Blinking Lights And Other Revelations” (Vagrant, 2005)

Noventa minutazos de pop agrio envuelto de americana, con arreglos de vientos y cuerdas y el letargo melancólico, preciosista y apacible de los sonidos acústicos. E regresa a su pasado (a los fantasmas de su madre y su hermana se une en esta santa compaña yanqui su padre, fallecido en 1982) y repite un logro artístico fabuloso. En su web oficial dijo que se trataba de un disco sobre “Dios y todas las cuestiones relacionadas con el tema de Dios”. Es un profuso y rico doble álbum que en directo presentó con un cuarteto de cuerda y dos multiinstrumentistas, como documenta el mejor de sus seis discos en directo, el CD y DVD “Eels With Strings. Live At Town Hall”(Vagrant, 2006). Colaboran, entre otros, Tom Waits, Peter Buck y John Sebastian.

 

EELS, Cosas que deberías saber

“Useless Trinkets. B-Sides, Soundtracks, Rarities And Unreleased 1996-2006” (DreamWorks, 2008)

Otro aluvión de música palpitante, aunque este grueso volumen con cincuenta canciones y memorabilia surtida compila rarezas (caras B, inéditos, grabaciones alternativas y canciones de bandas sonoras) que se remontan a 1996. E coordinó el álbum, que se publicó paralelamente a “Meet The Eels. Essential Eels Vol. 1 1996-2006”, un estupendo lo-mejor-de igualmente supervisado por nuestro hombre.

EELS, Cosas que deberías saber

“Hombre Lobo. 12 Songs Of Desire” (E Works-Vagrant, 2009)

El lacónico Everett se abandona a la lujuria; un giro sorprendente, algo de lo que seguro él mismo era consciente. Cordero con piel de lobo, se aleja lo más posible de sí mismo como reacción a varios años de terapia biográfica. El deseo sexual impregna las letras de “Hombre Lobo. 12 Songs Of Desire”, aunque la música no revela explícitamente ese bombeo emocional. Bonita portada que imita una caja de puros Cohiba, extensión oblicua del título en español.

 

EELS, Cosas que deberías saber

“End Times” (E Works-Vagrant, 2010)

El impulso a hacer ficción duró un suspiro. Menos de medio año después de que se publicara “Hombre Lobo. 12 Songs Of Desire” salía de repente y casi sin anunciar un nuevo disco de Eels. ¿Otro recopilatorio, un directo, una rareza? Pues no, no, y no. Catorce nuevas canciones grabadas en la intimidad, nada más ser compuestas. Tema: una ruptura amorosa. Su ruptura amorosa. Pulsas play y aparece un señor tocando su guitarra acústica y cantando con el corazón en la mano sobre sentirse abandonado, sobre errores cometidos y una soledad lacerante y bien merecida.

EELS, Cosas que deberías saber

“Tomorrow Morning” (E Works-Vagrant, 2010)

Un renacer, motivos para la esperanza: mañana será otro día. Esa luz al final del túnel suena en la cabeza de E a ritmos y teclados, a máquinas en vez de guitarras, y a estilos muy diversos, desde la canción de autor intimista hasta el aullador gargantual y ahumado que es en sus momentos más airados. Incluso hay sitio para un alegre gospel que, afirma, es su canción preferida de todas las que ha creado a lo largo de su vida.

En realidad, esta excelente reseña discográfica de Rockdelux se escribió en el 2010, motivo por el cual faltan en ella los dos últimos trabajos de Eels. El décimo trabajo en estudio de Mark Oliver y sus chicos, si no contamos ese disco de rarezas sacado en el 2008 (“Useless Trinkets. B-Sides…”) es…

“Wonderful, Glorious” (E Works-Vagrant, 2013)

Después de esa dispersión de temas en los tres álbumes editados en apenas catorce meses, como se ha comentado -y que hicieron bajar lógicamente el nivel general- Mark Oliver se destapa con otro discazo que está entre lo mejor de su carrera y que es casi una colección de hits. Gran nivel compositivo y sin temas “de relleno” o mediocres. Letras furiosas pero a la vez cargadas de optimismo y ganas de vivir. Por otro lado se notan esos 50 años ya del artista, y cierta madurez/estabilidad, motivada también por haberse rodeado más o menos de un grupo estable de músicos (miembros de Eels y afines) para los últimos 3 discos y 2 giras anteriores. Todo ello pareció producir más acercamiento a su público y más proximidad en sus conciertos. De nuevo encontramos lo mejor del sonido Eels: Guitarras sucias, efectos sonoros y distorsiones, buenas letras y la improvisación estudiada al milímetro. Entre lo mejor del álbum, ‘Peach Blossom‘, ‘Kinda Fuzzy‘ o ‘New Alphabet‘…the-eels-wonderful-glorious1-590x527El último trabajo del señor E, más que de los Eels, pues está escrito en clave personal, se titula “The Cautionary Tales of Mark Oliver Everett”, y salió al mercado en abril del 2014. De nuevo un disco donde nuestro beautiful freak desnuda su alma, nos muestra las partes más íntimas de su dolor en un doble álbum, volviendo a esas historias trágicas familiares y también a sus fracasos sentimentales.15802402640_521618970e_o“Las de ‘The Cautionary Tales…’ son canciones muy pensadas, escritas durante un largo período de tiempo. Todo lo que rodea el disco estuvo muy planificado, con muchos arreglos y bastante producción. Al final se convierte en un proceso muy fatigoso y, además, la temática de las canciones me hacía sentir algo incómodo. Después de la gira de ‘Wonderful, Glorious’ retomé lo que habíamos hecho y me di cuenta de que más o menos la mitad de lo que teníamos seguía haciéndome sentir incómodo, aunque en el fondo no tanto para desecharlo. Así que decidí eliminar la mitad de las canciones y escribir unas cuantas nuevas”, explica en otra entrevista a la revista Rockdelux. De nuevo nos encontramos con esa honestidad emocional, con un parto creativo con dolor.

art-eels_326-2

Mark y los Eels portada de Rockdelux, marzo del 2014

eels-the-cautionary-tales-of-mark-oliver-ever-l-pvp17h

eels-promo-650-430

Pues a Mark no parece irle tan mal después de todo, a juzgar por las imágenes…

Dejemos ese último gran trabajo, en clave personal y plagado de arreglos orquestales, y volvamos por un momento a los orígenes del grupo. El vocablo Eels puede traducirse literalmente como “Anguilas”, pero el grupo de Mark no rinde culto a esos escurridizos animales (así lo creí por mucho tiempo). El nombre surgió de una forma algo más estrambótica. Puesto que los primeros discos los editó en solitario bajo el nombre de E, al decidir cambiarse de nombre intervino un cazatalentos de Atlantic Records, presente en los inicios de Mark, llamado John Carter. Carter sugirió Eels, con el argumento de que al compartir inicial sus álbumes viejos y futuros estarían colocados de manera correlativa en las estanterías de las tiendas. Pero no cayeron en la cuenta de que por ejemplo los Eagles y Earth Wind & Fire poseen una amplia discografía. Curiosa forma de escoger un nombre, ¿verdad?art-eels_326-3art-eels_326-1Los Eels nacen oficialmente cuando Mister E y un batería llamado  Jonathan “Butch” Norton conocen a un tercer miembro, Tommy Walter, en 1995. Después de hacer una gira para presentar su primer disco, Walter dejó el grupo en 1997. Desde entonces los cambios en la formación han sido constantes, permaneciendo Mark como el único miembro fijo.280fullEl 13 de agosto de 1996 sacan al mercado su primer álbum, Beautiful Freak, bajo el sello DreamWorks. Un álbum bajo mi punto de vista -y también para muchos críticos, llegando a colocarlo entre lo mejor de ese año- genial, sensacional. Jamás hasta ese momento había oído nada semejante, una música tan personal, un estilo tan peculiar. Efectos sonoros, arreglos de cuerda, distorsiones en diferentes sonidos y en unas maravillosas, irreverentes y salvajes guitarras, todo ello con unas melodías bellas pero extrañas, con bastante gancho pop y con una voz única y muy atrayente: Áspera, casi cazallosa, lamentosa.

Del álbum se extraerían 5 singles, el primero de ellos el propio “Novocaine for the Soul”, que alcanzaría bastante éxito dentro de los circuitos indie: Número 1 en las listas de rock alternativo estadounidenses y canadienses, número 10 en el chart de singles en Gran Bretaña. El disco llegó al número 5 en las listas británicas. La canción empieza con unas notas de aire infantil tocadas en un teclado, y se han identificado como un sample usado en otros cortes anteriores.657cf80067131f3e350576fbb50fc244Por supuesto, ahora es cuando alguien podría preguntar con mucha lógica: ¿Y qué es la novocaína? La novocaína, también conocida como procaína es un fármaco que bloquea la conducción nerviosa, previniendo el inicio y la propagación del impulso nervioso. Por esta característica se le confiere la capacidad de actuar como un anestésico local y generalmente es utilizada para combinarla con otros medicamentos. Se introdujo en 1905, siendo el primer anestésico local sintético. Esta droga inhibe del dolor y ha sido usada en terapias antienvejecimiento y también denominadas naturales. Tiene muchos efectos positivos en el organismo -por supuesto, también adversos y contraindicaciones- pues actúa como calmante y por ejemplo como vasodilatador. Uno de sus componentes derivados, denominado DEAE, tiene un efecto antidepresivo, produce estimulación mental y ligera euforia.

Life is hard
And so am I
You’d better give me something
So I don’t die

Novocaine for the soul
Before I sputter out

Novocaine for the soul / Novocaína para el alma
You’d better give me something / Será mejor que me des algo
To fill the hole / Para llenar el vacío
Before I sputter out / Antes de que balbucee
eels
Por todo lo que hemos explicado, parece que Mark Oliver Everett sabe algo sobre el alma y su sufrimiento. Y sin embargo es un alma honesta, trabajadora y creativa. Un alma que ha sabido superar todo ese sufrimiento y esa desgracia, revertirlo para mostrárselo a los demás e incluso reírse de ello.
Novocaine for the Soul se convertiría en el primer y verdadero hit de su extensísima carrera musical. Sí, su hermana Liz se quitaba la vida justo la víspera del día anterior.
De ese citado documental sobre las teorías de su padre, rescatamos este fragmento…
“¿Alguna vez te habló mi padre de lo decepcionado que estaba conmigo por mi absoluta incapacidad para las matemáticas?”, le pregunta a un antiguo colega. “Creo que si tu padre hubiera dispuesto del vocabulario emocional necesario, habría estado encantado con tu música”, le contesta. “Ese momento casi me hace llorar”, confiesa Mark.

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en INDIE ROCK, ROCK, ROCK ALTERNATIVO. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Eels: Novocaine for the Soul

  1. icástico dijo:

    Kilométrica, completa y entretenida entrada, con tu clásica impronta (no por vieja, sino por ya conocida). El tema también me ha gustado.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias. Sí, me apetecía escribir, después de algunas semanas, algo más largo y completo, profundizar más en detalles. La historia de su familia me atrapó por completo, no sabía nada pese a gustarme su música. Un gran tipo, sin duda.

      Le gusta a 1 persona

  2. evavill dijo:

    Muy alucinante la historia familiar, mejor para leerla que para vivirla, desde luego. El detalle de las bolas navideñas es bastante macabro. El tema también me ha gustado y la entrada muy buena. Larguita, eh? Pero buena.

    Me gusta

    • Gracias, Paloma. Sí, pobre Mark, solo de pensar todo el sufrimiento que habrá tenido que pasar y todas esas desgracias, no sé si yo hubiera estado tan entero con el paso de los años. Se adivina una gran voluntad de seguir adelante y aceptar con resignación estas cosas que también pasan. El detalle de las bolas, una chorrada de críos, pero macabra. Esa autobiografía suya no debe tener desperdicio, no descarto acabar con ella entre mis manos un día. La buscaré…

      Me gusta

  3. Pingback: 98. Sílvia Pérez Cruz: Vestida de Nit | ongakumymusic

  4. Pingback: 103. Eels: Kinda Fuzzy | ongakumymusic

  5. Pingback: 147. Eels: Mistakes Of My Youth | ongakumymusic

  6. Julia Fern dijo:

    Hola!! no sé si sigues un programa de Radio 3, Turbo 3, por si acaso no lo haces, te cuento que hace unos días dedicaron un programa completo a recopilar canciones de los Eels en directo, ya que dicen que en sus directos siempre surgen nuevas canciones.
    Te dejo el link al podcast. Un saludo!
    http://www.rtve.es/alacarta/audios/turbo-3/turbo-3-eels-live-04-01-17/3855272/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s