Ibeyi: Away Away / Deathless (ft. Kamasi Washington)

Éste es -por lo menos para mí- uno de esos descubrimientos musicales más que notables. A veces se descubren artistas o trabajos que le sacuden fuerte a uno, que se antojan con una significación o un valor muy especiales. Por trazar paralelismos, las mismas sensaciones que tuve al descubrir al grupo Woods, a Daniel Romano o a Gaspard Royant. Y me ha pasado con estas dos chicas. Todo empezó con una fotografía, en realidad hace un par de años…

71yil-x4rql-_sl1200_

Esta fotografía, que he visto muy espaciada en el tiempo, se quedó en mi retina. Es difícil olvidarse de ella, porque Naomi Díaz (izquierda) y Lisa-Kaindé Díaz (derecha) son muy, muy fotogénicas. Es comprensible, porque ambas son guapísimas, como van a atestiguar las siguientes fotografías. Vi la instantánea pero nunca investigué qué había o qué sonaba detrás del nombre. Mal hecho. Hasta justo esta semana. Y son tan guapas y fotogénicas en buena parte por ese exotismo que desprenden. En realidad mi primer pensamiento fue que ese exotismo debía provenir de algún país del norte de África o quizá de habla árabe, pero erré en el tiro…

festival-fnac-live-les-10-shows-a-ne-surtout-pas-louper_exact1024x768_l

¿Que no son guapas? Hostia bendita…jajaja.

Ellas son hermanas y forman el dúo Ibeyi, que en lenguaje yoruba significa “gemelas”, porque eso es lo que son justamente. Son nacidas en París pero de ascendencia cubana. Pese a haber nacido en la capital francesa, vivieron los dos primeros años de sus vidas en La Habana. Se trasladaron a Francia para seguir con su educación, pero regresaban a Cuba para pasar allí las vacaciones. Y en realidad la ascendencia de estas dos artistas francocubanas es célebre: Su padre fue el percusionista Miguel “Angá” Díaz, miembro de Buena Vista Club Social, que falleció en el 2006 con apenas 45 años. En un par de sendos artículos, la web jenesaispop.com nos describe la relación y las enseñanzas de “Angá” hacia sus dos hijas:

“Antes de morir, Díaz inculcó a sus hijas su pasión por la percusión y la tradición yoruba, una cultura procedente de Nigeria que llegó a Cuba en el siglo XVIII en los barcos de esclavos y cuyo calado en todo el Caribe ha pervivido durante siglos.”

“El conguero, pese a que estas contaban entonces con apenas 11 años, logró inculcar a Lisa-Kaindé (piano y voz) y Naomi (percusión y voz) su amor por el ritmo y la tradición de la isla caribeña. Extremadamente precoces, se han venido labrando un nombre en el circuito del jazz más abierto gracias a unas canciones e interpretaciones que aúnan soul, jazz y folclor cubano (…). Pero lo significativo de estas canciones está en que, en lugar de ceñirse estrictamente a la tradición afrocubana, tienden puentes al hip hop, al R&B, al neo-soul, al pop o a la electrónica…”ibeyi-french-cuban-exhibit-diaz-compressedComo apuntan dichas crónicas, Lisa es la voz principal en el dúo -y toca el piano-, mientras que Naomi se encarga de instrumentos de percusión peruanos y cubanos, como el cajón o los tambores batá -procedentes de la cultura Yoruba-. Ibeyi cantan en español, francés, inglés y también en el lenguaje Yoruba.

Es importante señalar que la tradición Yoruba guarda una estrecha relación, y en muchos aspectos funde sus elementos, con la Santería en Cuba, una serie de cultos, prácticas, ceremonias e iniciaciones bastante arraigados en la isla. La Santería, también conocida como Regla de Ochá, La Regla de Ifá o Lucumi -lukumi- , funde elementos religiosos africanos con otros del continente americano, de la zona del Caribe, así como con el Cristianismo y el Catolicismo romano. Los “adoradores de santos” rinden culto a estos, que son conocidos como orichas u orishas: Shangó, Yemayá, Obatalá, Oshún o Eleguá son algunos de estos santos. Quizá el hecho clave para entender cómo se desarrolló en la isla cubana es éste, especialmente después del triunfo de la revolución comunista:

“En sus esfuerzos de esconder su religión africana y sus prácticas mágicas, los lucumís (santeros) identificaron sus deidades africanas (orishas) con los santos del catolicismo, dando como resultado un sincretismo religioso conocido hoy como la Santería.” (Wikipedia)tronoAlgo muy interesante sobre lo que se puede encontrar mucha información en la red, así como imágenes. Aprovecharé para decir que viví todo esto de primera mano, en mis repetidos viajes a Cuba hace años, viendo ceremonias, danzas, sacrificios o entablando amistad con personas de arraigadas creencias. Nada de esto es gratuito, sino que resulta clave para entender cómo este contexto cultural y estas creencias están bien presentes en las canciones y las letras de Ibeyi, así como por ejemplo en el trío cubano de rap y hip hop latino conocido justamente como Orishasorishas-789127Quizá por todas estas razones, por las experiencias vividas, todas estas creencias y estos elementos culturales tocan resortes muy especiales en mí. Por supuesto también la fuerza de su hermosa feminidad, así como las melodías de Ibeyi y esas fuertes reminiscencias africanas en sus canciones.ibeyipressJustamente esa primera fotografía en blanco y negro, el punto desde el que parte todo, es la portada de su álbum homónimo, que les sirvió de debut en febrero del 2015. Tenían 19 años entonces -ahora 22- y el disco fue recibido con excelentes críticas, logrando calificaciones en torno al 7 o 7’5 sobre 10, y sorprendiendo a propios y extraños por la madurez lograda en un álbum primerizo por dos chicas tan jóvenes. No entraré a comentar ninguna de las varias y magníficas canciones ahí albergadas -vamos a dejarlo para futuras fechas-. Baste repetir que Ibeyi logra fundir ciertas corrientes musicales y culturales milenarias con la más rabiosa modernidad y vanguardia, en un excelente ejercicio de mestizaje: Sus canciones aúnan toda esa tradición con elementos como el hip hop, el jazz, lo experimental, algo conocido como downtempo -subgénero de la música electrónica- o el R&B, entre otros.1-ibeyi-sistersY aparte del magnetismo, la naturalidad y el buen rollo que desprenden a nivel de imagen, están sus voces, que transmiten sensualidad, sentimiento y espiritualidad. Pero quizá, a nivel personal, lo que más me atrae son esos aires, ese fuerte sabor africano a través de las melodías vocales.2-ibeyi-sistersEl destino, la sensibilidad, muchos otros elementos o simplemente el interés o el amor por la música han hecho que por fin nuestros caminos confluyan, que nos encontremos y que esa primera fotografía y sus voces me hablen después de todo este tiempo. Este pasado 29 de septiembre, Ibeyi sacaba su segundo disco, Ashibeyi-ash-deathless-768x432Ya el buen entendedor habrá captado el mensaje y la evidencia sobradamente: Escuchar a Ibeyi es sumergirse, dejarse llevar, viajar, volar. Volemos pues, porque esta canción me atrapó de tal manera en una primera escucha, que desencadenó el resto de acontecimientos y provocó esta entrada. Sus voces, África ahí en el fondo de esta maravilla sonora…

Y si éste era el single de presentación de Ash, después se descuelgan con una colaboración ni más ni menos que con el saxofonista Kamasi Washington. Pero un momento: El vídeo. Genial. Sencillo pero con una fortísima carga simbólica. En verdad, incluyendo un vestuario muy acertado, estamos ante toda una performance teatral de gran simplicidad pero enorme plasticidad. Toda una alegoría del nacimiento y del dar a luz, pues una a la otra se alumbran interminables veces. ¿Deathless? El título lo dice todo…

08snapshot-facebookjumbo-v2

dinner-and-a-show-a-spicy-chat-with-ibeyi-1461717317

ibeyi-wsj

Anuncios

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en ÉTNICA, HIP-HOP, MÚSICA ELECTRÓNICA, POP, POP ELECTRÓNICO, R&B, WORLD MUSIC. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ibeyi: Away Away / Deathless (ft. Kamasi Washington)

  1. Gracias por este descubrimiento. Son muy buenas 😊

    Me gusta

  2. evavill dijo:

    Me han gustado mucho estas dos chicas. Buena Vista Club Social me encanta, así que tienen buenos genes.

    Me gusta

    • Sí, muy buenos genes. Tengo el CD de Buena Vista Club Social, el que les hizo más famosos, después de la visita de Ry Cooder a la isla, creo recordar, los dio a conocer o les produjo el disco, ahora no recuerdo. Todo eso de mi etapa “cubana” y de mi interés por esa música. Me encanta también el son y tengo un triple CD de Compay Segundo, a ver si algún día aparece por aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s