Repaso al Primavera Sound 2018

El aclamado, exitoso y heterogéneo festival Primavera Sound, en su edición del 2018, bajó el telón este pasado domingo día 3. Un festival cuyas actuaciones principales se concentran, hasta altas horas de la madrugada, justo al ladito de donde trabajo, como he comentado en alguna ocasión. Sin embargo no asistí ninguno de esos días (del 30 de mayo al 3 de junio), por trabajar y madrugar todos esos días, y también por un tema puramente logístico: todos los pases, tanto diarios como globales, suelen agotarse con mucha antelación en la venta anticipada. Aunque pagues un dinero, asistir una tarde-noche supone pegarse un maratón de música… Sabe mal, sin embargo, perderse a tanto artista del agrado de uno, así que estas noches me he desquitado viendo unos cuantos vídeos.

Un cartel considerable, por no decir bastante o muy bueno, con nombres muy conocidos, preferentemente de la escena indie —aunque la etiqueta “indie” a mí personalmente me parece bastante absurda y diluida en nuestros días—. Muchos de esos grupos o artistas han desfilado por este blog, recientemente o hace meses. Verbigracia: el dúo Ibeyi, The War on Drugs, Car Seat Headrest, Christina Rosenvinge, Cigarettes After Sex, Rostam, Slowdive, Deerhunter, Waxahatchee, Rhye, The National, Lykke Li… Además han actuado nombres de gran relieve en la escena internacional, sin ir más lejos Björk, Nick Cave, Arctic Monkeys o Father John Misty, por citar a algunos.

No es pretensión de esta entrada hacer una crítica de cada uno de los artistas o analizar en profundidad su estado de forma a su paso por el festival. Tan solo hacer un rápido repaso de algunas canciones. Empecemos por los mismos Arctic Monkeys con uno de sus temas más conocidos, Do I Wanna Know?

Waxahatchee pasaron por este blog y también por el festival. Como ya conté en su día, con un último disco que ha tenido muy buenas críticas. Qué hermosa es esta canción, atención a esa sencilla melodía y a su talento compositivo (hacía semanas que no la oía)…

Björk es uno de los grandes nombres de la escena mundial, y ha sido un lujazo tenerla en el festival. He escuchado la versión de The Gate y no me ha convencido demasiado en directo —un buen tema, aunque algo repetitivo—, así que nos quedaremos con Isobel, uno de los más conocidos de la islandesa. Dicen las críticas que su actuación fue de lo mejor de todo el cartel. Además, digámoslo claro, este año la presencia femenina ha sido muy destacada…

Nick Cave con su Push the Sky Away… El australiano, con su personal y potente voz, borda este tema. Hermoso e hipnótico de verdad, daba título a un disco suyo publicado en el 2013. Concretamente en este vídeo presenciamos una escena cuanto menos curiosa: unos jóvenes suben al escenario; Cave y el chico se quedan mirando el uno al otro, y Cave parece hasta un poco impactado. Incluso provoca ciertas risas en el público. Hay que decir, para los que no lo sepan —por lo menos eso es lo que me vino automáticamente a la mente— que Cave perdió a su hijo adolescente de 15 años, en julio del 2015, al precipitarse éste por un acantilado (había consumido LSD). Cave reflejó el dolor y esa pérdida en su disco del 2016, Skeleton Tree, aclamado por la crítica como uno de los mejores de ese año. Sí, eso me vino a la mente: reminiscencias profundas en el alma del australiano, aunque puedo equivocarme. Merece la pena, y mucho, ver y escuchar esto…

Vamos con los británicos Slowdive. Como expliqué también hace semanas, emblemáticos y veteranos exponentes del shoegaze y el ambient pop. Solo puedo deshacerme en elogios: ex-ce-len-tes, qué gran sonido, tan cuidado. Magníficas canciones y desbordando talento e intensidad. Slomo, uno de sus temas más legendarios…

No Longer Making Time… guitarras evocadoras en un tema espectacular e intenso…

Hablar de gran sonido es hablar también de The War on Drugs, aunque en unas coordenadas estilísticas totalmente distintas. Como apuntó cierto crítico con un deje algo despectivo, mezclando cansina y anacrónicamente a Springsteen y Arcade Fire. Pero qué bien lo hacen. Grandes guitarras, lirismo por los cuatro costados. Nothing to Find

An Ocean in Between the Waves, de su disco Lost in the Dream (2014), otra dosis de rock lírico…

El grupo The Breeders con el tema Cannonball, uno de sus más conocidos y contundentes…

Aquí atacan el sensacional Gigantic de The Pixies, y es que no en vano Kim Deal, la líder del grupo, fue la bajista en su día de la emblemática banda…

La compositora y cantante sueca Lykke Li, con su dulce voz y gran talento, y tras haber sido madre, parece que vuelve a los escenarios. Ya ha aparecido la sueca varias veces en este blog, sencillamente porque me encanta (por ejemplo hablé de ella en el grandísimo e irresistible I Follow Rivers). Pero vamos a quedarnos con otro tema suyo que es realmente precioso, Sadness Is a Blessing

A The National, otro de los grandes grupos del panorama actual, ha de ser un lujazo verlos en directo —aún no he tenido el placer—. “Temazo, temazo, temazo”, dije en su día de la siguiente canción. Es tan soberbia en su versión de estudio —grabada como el resto del álbum en una hermosa cabaña de madera— que traspasarla a los escenarios casi implica que va a salir desmerecida. The System Only Dreams in Total Darkness

Aseguran también las críticas que Jane Birkin y Charlotte Gainsbourg se erigieron por méritos propios entre lo más destacado de las actuaciones. Ambas compartieron cartel, aunque por separado. Curiosa historia. Madre e hija, la primera la musa del polifacético cantante Serge Gainsbourg; la segunda, hija de la relación que mantuvieron Jane y Serge durante doce años. Aquí tenemos a Charlotte con el animado Lemon Incest

Father John Misty, o en otras palabras, Josh Tillman, es otro de los artistas más interesantes de la actualidad. Peculiar estilo, mezclando indie folk e indie rock, con gancho melódico, letras irónicas y talento a raudales. Ha facturado recientemente algunos álbumes notables, como el Pure Comedy. Reza un reportaje: “es ya un clásico de nuestros tiempos”. Pues será verdad. Hangout at the Gallows

El propio Pure Comedy. A este hombre hay que escucharle con atención, y acudir a sus letras. Hermosas sonoridades…

Recuperemos a Charlotte Gainsbourg con su Deadly Valentine. Sonido y puesta en escena totalmente futuristas. Fascinante, cómo mola…

Retomemos ahora a The National. Esa voz de barítono, la cadencia, los teclados… inconfundibles. Fake Empire

Y hablando de cadencias, quizá nada mejor que el dream pop. Grandes exponentes actuales de este estilo, los Beach House nos dejan una muestra más de su mundo sonoro con esta hermosa y envolvente canción…

La neozelandesa Lorde era otro de los nombres más mediáticos del cartel; seguro que había mucha expectación por verla y escucharla, más si cabe tras haber sacado uno de los discos más notables del 2017. Aquí la tenemos con la muy conocida y pegadiza Tennis Court

Nick Cave mezclándose con el populacho, demostrando que una estrella del rock no es más que otro ser humano. Conexión total con el público, eso queda más que claro. Cómo se nota que le adoran. Volveré a decirlo con respecto al australiano: esto hay que verlo (porque creo que tampoco se ve todos los días). Buenísimo. Stagger Lee

Nos despediremos con Spiritualized, otra banda interesantísima. “Space rock” y neo-psicodelia. Aquí les tenemos con el tema Ladies and Gentlemen We Are Floating in Space, que daba título a su tercer álbum (1997), aclamado por la crítica. Con acompañamiento orquestal y coral…

Efectivamente estos tíos nos dejan flotando en el espacio. Soberbios. Si existe la droga en formato música, ha de parecerse mucho a esto: propina con Shine a Light

Y hasta aquí lo que puede parecer una larga lista, pero obviamente infinidad de nombres se han quedado en el tintero. Esto ha sido un buffet libre, y si alguien ha picoteado de algún plato, o más de uno, fantástico. Me voy. Como ha dicho cierto australiano, empujemos el cielo un poquito más allá

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en CONCIERTOS, INDIE POP, INDIE ROCK. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Repaso al Primavera Sound 2018

  1. Carmen dijo:

    Vaya tela qué post…casi puedo decir que he ido al Primavera Sound!
    Me hubiera gustado escuchar a Charlotte G. entre otros.
    Un placer de música pasar por aquí.

    Besos.

    Me gusta

    • Vaya, Carmen, qué gran sorpresa… y alegría. Hacía bastante que no te pasabas por aquí. Pues sí, un cartel de lo más variado, a mí también me hubiera encantado ver a una docena o más (y manda narices, porque el festival lo tengo al lado). Desconocía los entresijos de Charlotte, la Birkin, etc. Se me escapan todas estas cosas de las celebridades (más aún de las francesas, debo confesar).
      Esto… Andrea Motis el 22 de junio en el festival Jardins de Pedralbes…
      Besos.

      Me gusta

  2. lrotula dijo:

    Eso de tener un festival tan a mano y no poder ir a verlo debe generar bastante frustración.
    De todos modos tener que comprar entradas con tanta antelación me parece una jodienda.
    De todo lo expuesto tengo una preferencia,SPIRITUALIZED.
    Los descubrí en 1997 en una retransmisión de R3 del festival de Glastombury. Yo estaba con un resfriado y con fiebre en la cama. No me olvidaré nunca de esa tarde. No me creía lo que estaba oyendo. Música sinfónica, espacial, una delicia. Tengo un gran recuerdo de esa tarde, en la cama y mi única misión era dejar pasar las horas “mientras flotaba en el cielo”.
    Luego los vi en directo. El señor Jason Pierce sigue en las mismas. Se sienta de perfil y no mira al público. Ahora el concierto que yo vi fue muy heavy. Le dio a la guitarra con tal intensidad que rompió una cuerda.

    Me gusta

    • Ja ja ja, qué buena la anécdota. Debo confesar que a Spiritualized no les he hecho demasiado caso, pese a tener el mentado disco, haberlo escuchado y disfrutado. Me gusta su rollo de psicodelia puesta al día, un día te lo comenté.
      El Primavera… es que el sistema funciona así, muchas actuaciones cada día, en múltiples escenarios en el Parc del Fòrum. Algunas se solapan por horario, pero te puedes meter un gran atracón. Unos 85 o 90 euros entrada de un día, eso si encuentras. Claro, es algo que debes planificar… o jugártela. Como le dije a alguien en el trabajo, esto lo ideal es tener vacaciones o no trabajar esos días, comprar el bono total y pegarte el atracón. Las cosas bien hechas. Pero sí, me jode perderme a Slowdive, The National, The War on Drugs, la Rosenvinge y otros tantos…

      Me gusta

  3. lrotula dijo:

    No te pierdas Andrea Motis. Un valor seguro, y podrás sacar la entrada mas o menos cuando quieras.

    Me gusta

    • Ya… pues no me llama, sintiéndolo mucho. No dudo de su talento. Pensaba en ir a ver a Elvis Costello, pero debería moverme ya, pues es el día 20. Aún no sé. Hay otros grandes nombres: Jeff Beck o Fleet Foxes, que sé que te gustan también. Anímate y los vemos el 9 de julio, ja ja…

      Me gusta

      • lrotula dijo:

        Andrea Motis la puedes ver en cualquier momento pero Jeff Beck es otra cosa. Eso son palabras mayores. Al igual que Costello o Fleet Foxes.
        Bueno seria que le dedicaras una entrada a Jeff Beck con actuación incluida.

        Me gusta

  4. evavill dijo:

    Menudo plantel de artistas!!
    Con tiempo iré escuchando poco a poco a los que has puesto. Me interesan Nick Cave, Charlotte Gainsbourg y Bjork en especial. Qué pena lo que has contado del hijo de N. Cave.
    Me ha hecho gracia que no te guste la etiqueta “indie”, yo ahora mismo no sabría decir qué tipo de música es o qué cabe en ella.

    Me gusta

    • Sí, desde luego un cartel magnífico, para los que les gusten los indios (lo indie, la verdad es que esa denominación cada vez abarca más…). A mí también me han entrado tremendas ganas de profundizar en los discos de Nick Cave, pese a que ya tengo un par de él que hizo con una banda llamada Grinderman, pero son mucho más fuertes, rockeros, “broncas”. Especialmente escuchar sus dos últimos discos. Yo me enteré de la muerte de su hijo cuando eché un vistazo a los discos del 2016, pues todas las crónicas lo mencionaban y decían cómo Skeleton Tree reflejaba ese dolor. Sí, ha de ser una experiencia terrible, no quiero ni imaginarlo. De Björk también están muy bien algunas del último disco. He estado a punto de hacer una entrada de este tema, me parece formidable, mágico, hipnótico… Una absoluta delicia…

      Me gusta

  5. lunapaniagua dijo:

    Uau, gran crónica. No he visto todos los vídeos (de momento) pero tiene que ser impresionante.

    Me gusta

    • ¡¡Muchas gracias!! Desde luego que la retahíla de artistas es muy numerosa. Si me pongo a insertar vídeos sí que se vuelve esto kilométrico. Qué lástima que no encontré cortes de Cigarettes After Sex (uno, pero no se oía muy bien), o de C. Rosenvinge (sí la actuación entera). Ha de ser impresionante asistir, el ambientazo se palpa. Supongo que es una asignatura que tengo pendiente, ir. Los vídeos están muy bien, avanti…

      Le gusta a 1 persona

  6. Raúl dijo:

    Aunque me parece una idea muy buena, esa de compartir amistad, música y lo que salga, a mí lo de los festivales ya me ha pillado muy mayor. Eso de varias actuaciones en un día, muchas veces simultáneas, me cuesta un poco, sobre todo para mantenerme concentrado en lo que veo y oigo. Ya me costó en el Rocktiembre, fueron seis horas de concierto y acabé bastante agotado. La otra opción es pasar por las actuaciones así como de pasada, sin prestar excesiva atención a la música, eso está bien para los chavales que van a ligar pero a mí ya no me interesa ese plan. En cualquier caso, excelente tu crónica, casi como si hubiéramos estado, jejeje. Saludos.

    Me gusta

    • Ja ja ja. Gracias. En realidad creo que yo tampoco, nunca he estado en un festival de esas características, como dices tú actuaciones simultáneas. Es lo que tiene este, múltiples escenarios y actuaciones que se prolongan casi de 4 p. m. a 4 a. m., casi ná. Yo creo que sí, que aguantaría un par de días a lo sumo, pero desde luego me centraría en lo que más me interesara. Sin duda es para ir totalmente descansado, habiendo dormido, etc. Lo único parecido que he experimentado fue en las fiestas de la Mercè hace muchos años, pero no era tan bestia el número de grupos (y todos en el mismo escenario).

      Le gusta a 1 persona

  7. Qué bárbaro, vaya post más trabajado, es una pasada. Hacía tiempo que no veía un reportaje así, te lo has currado de lo lindo. Interesantísimo. A mi por circunstancias y edad me va algo más tranquilo, soy muy aficionado al jazz. Pero lo que he visto en tu blog me deja sorprendido. Enhorabuena y un abrazo.

    Me gusta

    • Muchas gracias. Pues en realidad fui un poco tirando del hilo, ahora un vídeo, ahora otro, y movido por el interés y por conocer a bastantes de los que aparecen por aquí. Entradas de este tipo por supuesto que no las escribo del tirón, no soy tan máquina. Sabía que te gusta el jazz. Vi tu comentario en el blog de lrotula, ahora acabo de refrescar el nombre: Gary Mcfarland, aquel músico que murió tan joven por ingerir metadona y sufrir un paro cardíaco. Muy bueno, escuché 2 o 3 temas pero no más, ni comenté, por ir mal de tiempo.

      Le gusta a 1 persona

Responder a lrotula Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s