Supertramp: Take The Long Way Home (Live 1979)

Acabo de resucitar a un difunto… En julio del 2017 publiqué un post cuyo protagonista era el tema School de Supertramp, en una sensacional interpretación en directo del año 1979. Uno de sus temas capitales y más emblemáticos. Y al cabo de unos cuantos meses constato con decepción y tristeza que el vídeo ha sido eliminado, dejando a mi entrada más que coja. Qué mal; esto da bastante rabia. Por absurdas cuestiones de los derechos de autor, royalties y más menudeces legales, los vídeos originales en directo de la banda británica acaban siendo eliminados al cabo de un tiempo. Como si las discográficas, por ejemplo, no se hubieran ya lucrado más que suficiente durante décadas y décadas… Pero… ¡milagro!, descubro hoy que el vídeo ha sido repuesto, así que he puesto el contenido renovado en dicha entrada. Muy probablemente acabe siendo eliminado de nuevo —pues este nuevo vídeo es reciente, de agosto de este año— .

takethelongwayhome

Y todo esto ha venido motivado por otra de esas “casualidades” propiciadas por YouTube. Casualidades que en verdad son sugerencias inteligentes y personalizadas del Gran Hermano con sus millones de tentáculos. Me tientan con una imagen y un vídeo y allá que voy, lógico… mucho más si se trata de otra interpretación en directo memorable: la del tema Take The Long Way Home, también de 1979.

Confieso sin ningún tipo de rubor que no son pocas las veces que este tema me ha hecho saltar las lágrimas. Por todo lo que significa para mí, por todos los recuerdos implícitos, pero mucho más allá de eso por un simple, demoledor y desnudo motivo: por su descomunal belleza. Ya dije una vez—creo, y si no lo anuncio ahora— que las cosas hermosas me hacen llorar, lo cual para mí es una suerte y una bendición. Los vaivenes melódicos del tema son maravillosos, su cadencia… en fin, para mí estamos ante otra de esas composiciones absolutamente magistrales de Rick Davies y Roger Hodgson. Ya no solamente es la melodía vocal, con sus variaciones, sino también la intercalación y el ritmo que le imprimen los teclados. Otro de los clasicazos de la banda que me atraparía por completo ya en mi adolescencia. Sin ningún género de duda una de las canciones de mi vida. Así que aprovechemos la coyuntura y hagamos un carpe diem musical y digital, puesto que esta interpretación en directo está ahora disponible —también es reciente, septiembre de este año— y es muy presumible que acabe siendo borrada. Todo es efímero. Y ahora esta gema pop brilla. Hoy… mañana no sabemos…

Tao publicaba en su blog esta misma semana…

«Busqué a Dios y solamente me encontré conmigo.

Me busqué a mí y solamente encontré a Dios».

(Rumi, poeta y místico sufí del siglo XIII)

La entrada era simplemente esto. Y por extraño que parezca, me hizo pensar en aquellos divertidos chistes que contaba el humorista Eugenio donde Dios aparecía o cobraba todo el protagonismo. Y busqué. No di con el chiste que tenía en mente pero sí con otros. Y esto me hizo también bucear en la trágica historia personal de este genial cómico. Casi podría decir que he tenido una suerte relativa al no ser plenamente consciente del drama íntimo que vivió, al no entrar en los detalles de su biografía. Solamente estaba informado de una forma superficial de los pormenores de su vida. Cuando estaba en la cúspide del éxito, cuando sus chistes eran conocidos y difundidos en toda España, a Eugenio le sobrevino el drama familiar y personal: su mujer Conchita moría de cáncer de mama y le dejaba viudo con 38 años y con dos hijos. Es obvio que quien murió fue ella —lo cual me lleva a la pregunta y la reflexión de siempre: si lloramos y nos dolemos por el difunto o en realidad por nosotros mismos— , pero también es obvio que él no supo encajarlo ni superarlo. A raíz de ese hecho se hundió en la pena, en la depresión y en una espiral autodestructiva que acabaría con su vida, de un fulminante infarto un 11 de marzo del 2001. Alcohol, tabaco, muchísimo tabaco —tres cajetillas de Ducados al día— , fiestas, excesos, drogas, sexo… y sobre todo una insondable pena, estrés y depresión. Dejó de ser él mismo, en palabras de su hijo Gerard Jofra. ¿Se entiende ahora por qué he dicho “he tenido una suerte relativa”? Porque su caída por el abismo fue muy dura y amarga, y así también es el relato de los hechos. Unos hechos narrados por su propio hijo en una biografía y por un documental obra de Jordi Rovira y Xavier Baig —ambas cosas vieron la luz en el 2018— .

2351850

Un cómico que llegó a recopilar 50 000 chistes en sus cuadernos —realmente asombroso— y que vendió 350 000 copias de su primer casete de chistes. Todo esto y mucho más nos lo cuenta un interesante y duro artículo en El Mundo:

«Su primer casete vendió 350.000 copias. De las tres primeras cintas se distribuyeron un millón de ejemplares. En apenas dos semanas Eugenio pasó de cobrar 10.000 pesetas por un fin de semana entero a medio millón por cada gala, el doble que Martes y Trece, tres veces más que Radio Futura. Se convirtió en el humorista más contratado de España, las colas daban la vuelta a la manzana en cada local, caían los discos de oro, los autógrafos en los escotes, medio país escuchaba sus chistes en el Renault 5, sus frases aparecían hasta en los tigretones y de repente todo el mundo conocía a ese humorista que, según Tip, sonreía por dentro».

Todo esto es “culpa” de Tao y del impresentable de Dios. He querido acordarme de Eugenio, hoy, estos días, con una mezcla de tristeza, emoción y agradecimiento…

Un tío por el campo cazando mariposas tropieza y se cae por el precipicio, pero en plena caída logra agarrarse a una rama y empieza a chillar desesperadamente:

—¿Hay alguien?

Y se oye el eco que dice:

—Alguien… alguien… alguien…

De nuevo:

—¿Hay alguien?

Y el eco:

—Alguien, alguien, alguien…

Por tercera vez angustiadamente dice:

—¿Hay alguien?

Y surge una voz profunda, con personalidad, que dice:

—Sí hijo mío, está Dios. Sigue mis instrucciones. Sin miedo, suelta tus manos y déjate caer al vacío, que antes de que te estrelles contra el suelo mandaré cuarenta mil ángeles mayores al mando del Arcángel San Gabriel que batiendo sus poderosas alas vencerán la ley de la gravedad y succionando el aire te remontarán otra vez hasta el punto de partida.

—Vale, pero… ¡¿Hay alguien más?!

(Aquí hay muchísimos más)

Y… ¿qué tienen que ver Supertramp con Eugenio? De entrada, o en teoría, nada, pero de hecho bastante… A esa mezcla de tristeza, agradecimiento y emoción hay que añadirle sin duda alguna la nostalgia. Tanto Supertramp como Eugenio simbolizan el paso implacable del tiempo, lo que acontece, experimentas y saboreas y ya no vuelve. Tanto los británicos como el catalán irrumpieron con fuerza en mi vida y fueron una parte importante, significativa, yendo mucho más allá de lo estrictamente musical y artístico. Seguramente algunas personas de las que lean esto sentirán también que los protagonistas de hoy son parte de su vida. Ese es el principal nexo, a nivel personal y emocional. Hay otro elemento en común, y es que por una parte Supertramp aluden a los contratiempos de la fama…

And when you’re up on the stage, it’s so unbelievable,
unforgettable, how they adore you,
But then your wife seems to think you’re losing your sanity,
oh, calamity, is there no way out?

… y por otro lado por desgracia la vida de Eugenio fue una dura y amarga parábola del lado oscuro del éxito.

Así que, nostálgicos y nostálgicas, podéis embarcaros conmigo —si queréis— en esta momentánea travesía por el mar de los recuerdos. Pero muy probablemente no será un trayecto en calma; más bien todo lo contrario: las heridas del pasado, las propias nostalgia y tristeza asociadas al hecho de recordar… la constatación de ese rodillo imparable —el paso del tiempo— contra el que poco podemos hacer… algunas cuentas pendientes, quizá errores, arrepentimientos, remordimientos, caminos que se cerraron… todo ello mezclado con lo positivo, lo alegre y lo agradable hará que seamos zarandeados de babor a estribor como monigotes.

4ca580fe92f9d39fa56b20b0f45e0eeb

Se nota y es evidente: por más que lo racionalice, por más que incluso lo acepte y me lo tome con filosofía, emocionalmente siempre me ha producido mucha tristeza el paso del tiempo. Y sigue siendo así. Siento que el tiempo y la vida se escurren entre mis dedos como arena. Como agua que se escapa por el desagüe. Nuestro navío va a estrellarse indefectiblemente contra el acantilado del tiempo, haciéndose añicos. Y los tripulantes vamos a… desaparecer.

Así que… carpe diem.

Chicos…

Chicas…

Arcángeles…

Excursionistas cazando mariposas…

El implacable paso del tiempo…

When you look through the years and see what you could
have been oh, what might have been,
if you’d had more time.

Gente vanidosa y gente humilde…

Dioses…

Diosas…

Does it feel that you life’s become a catastrophe?
Oh, it has to be for you to grow, boy.

No hay que aferrarse a nada. Al pasado y a los recuerdos tampoco, por supuesto. Hay que dejar que se aleje. Hay que dejarlo ir. Ya no volverá. No solamente es lo más sano y lo más sabio, sino que en realidad esto es lo que de hecho sucede. En verdad hay que soltarlo todo: el pasado, las experiencias, la propia vida, nuestra supuesta identidad, incluso a nosotros mismos (puede sonar absurdo o a “blasfemia”, pero algunas personas consiguen verlo). Tanta tontería. Tantas cosas superfluas. Prescindibles. Superficiales.

Hasta otra.

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en HOMENAJES, HUMOR, POP, POP-ROCK, SOCIEDAD. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Supertramp: Take The Long Way Home (Live 1979)

  1. evavill dijo:

    Vale, estoy de acuerdo.
    Mejor ir soltando antes de que nos lo arrebaten todo, como va a ocurrir. Es más elegante.
    Eugenio me gustaba, su atípico humor. Supertramp también.
    Besos

    Me gusta

    • Ostras, jajajaja… menudo comentario. Es realmente contundente. Corrígeme si me equivoco, pero creo entenderlo en clave bastante política: el auge de las derechas, los recortes de libertades fundamentales, la involución democrática en muchos sentidos. Y ya no hablo solo de España. Líderes mundiales muy fuertes y autoritarios y que solo miran hacia los intereses nacionales: Trump, Putin, Erdogan… hay más.
      Puedes decirlo por todo esto o quizá hay algo más que no capto…
      Eugenio me encantaba. Llegué a reírme mucho, muchísimo con él en aquellos años. Era muy grande. Aún recuerdo sin ir más lejos cómo contaba el mismo chiste reproducido aquí.
      Namastebeso.

      Me gusta

  2. Raúl dijo:

    Recuerdo que, cuando era más joven (como diría Sabina), a mis padres no les gustaba nada Eugenio y a mí me encantaba, al igual que Tip y Coll, Martes y Trece, y Faemino y Cansado. Lo de Supertramp y YouTube es desesperante. Para esta banda yo he utilizado, y el otro día lo volví a hacer en para una nueva entrada aún no publicada, SoundCloud que, además, está optimizado para WordPress, como YouTube. Saludos, What.

    Me gusta

    • A mí Eugenio me encantaba. Era muy grande, y yo sencillamente me tronchaba con él. Recuerdo como si fuera ayer cómo contaba el chiste transcrito aquí, el de Dios y dejarse caer por el precipicio. Decía eso de los ángeles “y succionando el aire te remontarán” y le ponía un énfasis y una gracia desternillantes. Esos momentos impagables que te deja el pasado, hablando del pasado. Martes y Trece muy graciosos, geniales. En cambio creo que no era fácil conectar con el humor de Tip y Coll. Tenía ese punto absurdo y a veces inteligente que me recordaba un poquito a Groucho Marx.
      Lo de Supertramp y los vídeos… muy cierto. Estos rollos legales, de derechos y royalties. Muy mal, creo que a este nivel la cultura debería ser abierta y gratuita. Sé que acabarán volando los dos vídeos que menciono, jajaja. Pero bueno, hay material de ellos. Sorprendentemente vi un concierto de ellos en Munich, todavía con Hodgson. SoundCloud muy bien, aunque lo uso poco y entro poco me abrí una cuenta ahí. El tema de las dificultades con YouTube también era muy notorio con Prince. Aparte de las excentricidades del tío, que creo publicaba en una plataforma llamada Tidal. Pero tras su muerte parece que ha mejorado el tema. Uno puede encontrar Purple Rain y otros grandes clásicos. Bueno, y estas dificultades se dan con más artistas, o se han dado.
      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  3. Al dijo:

    ¡¡Joprrss!! ¡¡Supertramp!! Si te cuento hasta dónde he llegado a viajar de lejos con Supertramp… y más concretamente con School, Rudy, Hide in your Shell; aunque también con If everyone was listening… o incluso con Dreamer. Un LP para llevarse a esa isla desierta a la que no te dejaran portar más que otros 9 más.

    Lástima que se separaran.

    Por cierto: ¿Dónde dices que está ese vídeo de School…?

    Me gusta

    • Hola. Pues aquí tienes a otro fanático de esta genial banda. Ya veo que eres muy fan del Crime of the Century. Desde luego un álbum genial.
      Es curioso también porque lo de la isla desierta a donde llevarse tus discos o temas preferidos es una idea que he mencionado repetidas veces. Qué fuerte.
      Si pinchas arriba donde pone POSTS encontrarás las entradas que he escrito. Lo digo porque le dediqué una a Roger Hodgson cuando actuó en los Jardins de Pedralbes hace poco, e hizo un impagable repaso a lo mejor de Supertramp. Estuve en el concierto, claro. También le dediqué una entrada a esa interpretación de School del año 1979, pero te pongo aquí el vídeo. Absolutamente geniales. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Al dijo:

    And BTW: ¡¡Qué buena frase esa de Rumi!! [ «Busqué a Dios y solamente me encontré conmigo. Me busqué a mí y solamente encontré a Dios». ]

    ¡¡ Como la vida misma, ‘hoyga’ !!

    -[ PD: Me estoy inoculando el School desde el enlace que me pasaste… y me lo voy a fumar varias veces seguidas. ]-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s