Érase una vez… un rey emérito inviolable

Hoy os traigo un bonito cuento de hadas, niños y niñas…

Cuando la ocasión o la causa lo merecen me salto el guion y quizá toda lógica y en este blog aparecen contenidos digamos que “especiales”. Ésta es una de esas ocasiones en que lo merece. Hoy en este blog no va a sonar más que una simple cacerolada…

A las doce de este mediodía ha estallado una cacerolada en los balcones y terrazas de muchísimas ciudades y poblaciones de la geografía española. ¿El motivo… ?

«España ha seguido de forma desigual la cacerolada convocada al mediodía de este miércoles para pedir que las presuntas comisiones cobradas de Arabia Saudí por el rey emérito Juan Carlos I, que investiga la Fiscalía suiza, se donen a la sanidad para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Esta reivindicación, organizada de nuevo en los balcones, se ha convocado a través de mensajería instantánea y redes sociales y tendrá una réplica a las 21.00 horas, coincidiendo con el mensaje que el rey Felipe VI dirigirá a los españoles. Su seguimiento ha sido desigual en las distintas ciudades e incluso en los barrios».

Nos cuenta esta noticia un medio de comunicación totalmente fiable y solvente. Nada de “fake news”, de tergiversación o enfoque tendencioso. Es pura transparencia informativa y plena actualidad. Sigue la misma fuente…

«Esta iniciativa se une a varias recogidas de firmas organizadas en la plataforma Change.org, que piden que esos fondos pasen a ser dinero público. Dos peticiones diferentes, bajo los títulos “Destinar la herencia de Felipe VI y la asignación del Rey Emérito a la Sanidad Pública” y “Felipe VI, exige a tu padre que transfiera el dinero de Suiza a Sanidad” acumulan cada una alrededor de 160.000 firmas (…).

El pasado domingo, el primer día con el estado de alarma en vigor, el rey Felipe VI anunció que renunciaba a la herencia que personalmente le pudiera corresponder de su padre, don Juan Carlos (…).

El Palacio de la Zarzuela informó de estas decisiones después de diversas informaciones publicadas el pasado fin de semana en las que se asegura que Felipe VI es beneficiario de una sociedad “offshore” creada por el rey Juan Carlos vinculada a una donación de 65 millones de euros de Arabia Saudí.

La Fiscalía suiza considera que 100 millones de dólares procedentes del rey saudí Abdul Aziz Al Saud llegaron a una cuenta en Panamá… ».

madrid-rey-abdulaziz-principes-conferencia_ediima20200306_0115_20

Es decir, que estamos en una especie de cuento de hadas. En pleno siglo XXI, en pleno año 2020 —con la que está cayendo, con el dificilísimo y duro momento que estamos viviendo— todavía existen monarquías, reyes y reinas, que parece que disfrutan de muchísimos privilegios. Parece que no todo el mundo es igual ante la ley; parece que ciertas personas, o cargos de poder, no pueden ser llevados ante la justicia para rendir cuentas. Unos son «más iguales que otros», como se apuntaba brillantemente en Rebelión en la granja (Animal Farm), la divertida y punzante novela de George Orwell. No sé qué más ingredientes podríamos añadir a esa fábula. Quizá carrozas en forma de calabaza, princesitas que pierden zapatos por el camino y sapos encantados. Ah, sí… que no se nos olvide este elemento: un populacho sumiso y servil, tembloroso ante el poder de sus señores y que bese el suelo por donde pisan. Populacho que cargaría con todas las penurias materiales de la existencia —en pleno 2020 esto no ha cambiado, es obvio— mientras que otros individuos parecen pertenecer a una clase o una casta superior. La aristocracia —o la realeza— y los plebeyos, el pueblo llano. Siempre ocupado y preocupado en andar tras «la iluminación», es obvio que nuestras mentes y nuestra comprensión pueden iluminarse muchísimo si entendemos el sentido de esta frase: «vivir a cuerpo de rey». Ah, claro: quiere decir vivir más que bien, con más que holgados bienes económicos, y encima hacerlo a costa de los demás (de nuestros impuestos, oh, plebeyos y plebeyas; no añado «despertad» porque sospecho que ya lo estáis en este aspecto).

66c8b8211c59d59d65370237459f4562

¿Vivimos inmersos en un cuento de reyes, príncipes y princesas, y no me he enterado? Eso es muy fuerte…

Este mismo medio informativo, en noticia fechada el día 10 de este mes, nos explicaba por qué este señor, el rey emérito, resultaba «inviolable» o «intocable» ante la ley:

«La Mesa del Congreso ha rechazado este martes las peticiones de comisiones de investigación relativas a don Juan Carlos I, presentadas a raíz de conocerse que la Fiscalía suiza está realizando una investigación sobre una supuesta donación de 100 millones de dólares atribuida a Juan Carlos I y con destino a su amiga Corinna Larsen, un dinero presuntamente vinculado con comisiones de Arabia Saudí.

Con esta decisión, la Mesa sigue el criterio de los letrados de la Cámara, que este lunes se mostraron contrarios a la admisión de la comisión de investigación reiterando que, conforme a los antecedentes y la interpretación que viene haciendo el Tribunal Constitucional sobre la posición de la Jefatura del Estado, no procede su tramitación, según indicaron fuentes parlamentarias a Europa Press.

En total, se presentaron dos solicitudes para crear una comisión de investigación. Una de las peticiones fue registrada por ERC y el Grupo Plural (…). La otra fue promovida por Unidas Podemos (…). En su texto se hablaba de la “presunta comisión de, entre otros, posibles delitos de blanqueo de capitales” y se indicaba que “no resulta descartable que los mismos se estén ejecutando actualmente o se hubieran ejecutado con posterioridad” a la abdicación del rey Emérito, que tuvo lugar en junio de 2014, momento, subrayan “en el que dejó de ser inviolable conforme al artículo 56.3 CE”».

16608519_303

Si los reyes y reinas son, como muchos afirman, meras figuras representativas o simbólicas, entonces un rey emérito es mucho más simbólico, si cabe. Tanto, que puede salir por la puerta falsa sin hacer demasiado ruido, y además irse de rositas. Claro que esos 100 millones de dólares, o 65 millones de euros, de simbólicos no tienen nada. Estamos en el marco de unas informaciones y de una investigación puesta en marcha —pero no en el país de las carrozas, los ratoncitos-paje y los reyes inviolables—, así que esos capitales y procederes, así como delitos, han de llevar el marchamo de «presuntos».

Otras dos expresiones muy utilizadas iluminan mi mente: «taparse las vergüenzas los unos a los otros» y «las cloacas del Estado». Siempre habrá quien afirme y sostenga con vehemencia, cuando así les interese, que no existen ningunas «cloacas del sistema». Que se lo pregunten a Julian Assange, por ejemplo, si damos un salto a la escena global. Un señor que a mi parecer debería ser considerado un héroe, por destapar y mostrar al ciudadano de a pie tantos delitos, tanta indecencia, tanta mierda. Perseguido y a punto de ser juzgado por sencillamente contar la verdad.

5e6e7dcd19811

Así que nos topamos de bruces con la verdad y la realidad. Como podéis ver, no se trata de ningún cuento de hadas. Y que de «bonito» no tiene nada. Mientras el coronavirus azota a toda la población sin distinción de clases y devasta absolutamente la economía, tienen lugar chanchullos en los que se manejan cifras millonarias. Dicen que la cacerolada volverá a sonar a las nueve de esta noche, justo cuando el actual monarca se dirija a la nación. Y estoy seguro de que será así. Un gesto loable desvincularse de esa fortuna y de esa herencia, pero…

«Felipe VI, exige a tu padre que transfiera el dinero de Suiza a Sanidad»

… me parece una excelente letra para una canción. Una letra que seguramente le gustaría a cierto rapero mallorquín. Claro que decir simplemente la verdad a veces puede desembocar en otro tipo de letra, «injurias al rey». Este rey emérito, que tantas veces ha afirmado amar España y a los españoles, ahora tiene la oportunidad perfecta —y por extensión la Casa Real como institución— de demostrarlo.

Cacerolada. No es ninguna «música celestial». Solamente es ruido. Pero es bienvenida y bienintencionada. Porque se trata de una causa justa, razonable y necesaria. Mi cacerolada es esta: darle ahora al botón de «publicar».

En San Sebastián…

En Salamanca…

En Palma de Mallorca…

 

 

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en OPINIÓN, SOCIEDAD. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Érase una vez… un rey emérito inviolable

  1. Añado todo esto en este comentario…
    He escuchado y visto el discurso de Felipe IV. Bien, una llamada a la unidad, a resistir, a la solidaridad, al ánimo, etc. Bien, pero absolutamente previsible y esperable todo lo que iba a decir y de hecho ha acabado diciendo. Ni siquiera una mínima mención al escándalo protagonizado por su padre y a esas presuntas comisiones y sumas en paraísos fiscales. Ni media frase a modo de disculpa frente a la población. Y ya no digamos que no ha hecho ni la más mínima mención a que pudiera hacerse algo a nivel social con ese dinero, como destinarlo a Sanidad. En ese sentido, un discurso que se queda corto y decepcionante.
    Iñaki Gabilondo analiza perfectamente bien esta tesitura y esta especie de fuego cruzado en el que se encuentra el monarca: los affaires del rey emérito y la crisis sanitaria. Frase de Iñaki:
    «Su intervención de esta noche constituye la pesadilla de todo orador: decir una cosa y sospechar que quien escucha está pensando en otra».

    Le gusta a 1 persona

    • Mayte Blasco dijo:

      Un discurso aburrido, enlatado y absolutamente desapasionado. ¿Pero acaso este hombre ha hablado alguna vez de otra manera? Lamentablemente, todavía tenemos monarquía para rato… Ojalá me equivoque.

      Me gusta

      • Así es, aburrido y enlatado. Y previsible. Supongo que todo ello obedece a guardar “las formas”, y éstas son de frialdad, corrección y de “tono institucional”. Todo bastante encorsetado. Sin embargo en ese famoso discurso del 3 de octubre al pueblo catalán se vio a un Felipe mucho más enérgico, incluso enfuriasmado y amenazante, o taxativo. Sigo sosteniendo lo mismo: que le diga al otro “papá, saca ese dinero y dónalo a Sanidad”. Es fácil, ¿no? Entonces les aplaudiré; mientras tanto digo que estos señores enseguida se llenan la boca de patriotismo.
        Monarquía para rato… ratazo.
        Ciao, Mayte. Ánimos.

        Me gusta

  2. evavill dijo:

    A mí o anuncia que ha descubierto la vacuna contra el coronavirus o todo lo demás que pueda decir me resbala. Este tipo de discursos son pura paja.
    Y la monarquía una institución obsoleta y ladrona.

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja, me encanta que seas tan dura, directa y expeditiva. Totalmente de acuerdo. Discursos que son pura paja. Una institución obsoleta y ladrona. De hecho una institución que me molesta y me sobra, como republicano que me considero. La abolía y suprimía ya, hoy mismo, con un decretazo fulminante. No sé qué pintan estos señores ahí, ni qué representan, y más si viven a costa nuestra.
      Mucho más que me molestan comportamientos de ese tipo y esa total impunidad.
      Gracias por leer. Muchos ánimos.

      Le gusta a 1 persona

  3. Comparto lo que más arriba se ha dicho. Aplaudo tu post, me parece vergonzoso aprovecharse del ruido provocado por el coronavirus para anunciar que se sale del asunto… Corona y virus van juntas? O cómo se escribe? Un poco de luz, o más bien, un buen foco iluminando lo que hay que iluminar, por favor!!!
    Y en relación al momento actual, mucha salud y ánimo para todos. Abrazos, amigo

    Me gusta

    • Jajaja, Eva, con esa maestría que tienes para jugar con las palabras has dado en el clavo: corona-virus. Muy bueno, seguro que a la mayoría ni se le ha ocurrido. Pues sí, es vergonzoso y como bien dices y dice la expresión, luz y taquígrafos para todo este asunto. Discurso previsible y decepcionante en ese sentido, como he dicho. La monarquía puede hacer mucho más ahora, más que simplemente insuflar ánimos y decir obviedades enlatadas.
      He escrito sobre todo esto porque creo que hay que denunciarlo. Y todos estos chanchullos son anteriores a la actual crisis, de hecho.
      Cuídate mucho y a los tuyos, a tus padres. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  4. Carmen dijo:

    Comparto.
    La frase q has destacado de Gabilondo es brillante.
    Coincido con Paloma.
    Pensé en el corona-virus o corina-virus.
    Vaya panda…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s