Bob Dylan: Murder Most Foul

It was a dark day in Dallas, November ’63
A day that will live on in infamy
President Kennedy was a-ridin’ high
Good day to be livin’ and a good day to die
Being led to the slaughter like a sacrificial lamb
He said, “Wait a minute, boys, you know who I am?”
“Of course we do, we know who you are!”
Then they blew off his head while he was still in the car
Shot down like a dog in broad daylight
Was a matter of timing and the timing was right
You got unpaid debts, we’ve come to collect
We’re gonna kill you with hatred, without any respect
We’ll mock you and shock you and we’ll put it in your face
We’ve already got someone here to take your place
The day they blew out the brains of the king
Thousands were watching, no one saw a thing
It happened so quickly, so quick, by surprise
Right there in front of everyone’s eyes
Greatest magic trick ever under the sun
Perfectly executed, skillfully done
Wolfman, oh wolfman, oh wolfman howl
Rub-a-dub-dub, it’s a murder most foul

Hush, little children, you’ll understand
The Beatles are comin’, they’re gonna hold your hand
Slide down the banister, go get your coat
Ferry ‘cross the Mersey and go for the throat
There’s three bums comin’ all dressed in rags
Pick up the pieces and lower the flags
I’m goin’ to Woodstock, it’s the Aquarian Age
Then I’ll go to Altamont and sit near the stage
Put your head out the window, let the good times roll
There’s a party going on behind the Grassy Knoll
Stack up the bricks, pour the cement
Don’t say Dallas don’t love you, Mr. President
Put your foot in the tank and then step on the gas
Try to make it to the triple underpass
Blackface singer, whiteface clown
Better not show your faces after the sun goes down
Up in the red light district, they’ve got cop on the beat
Living in a nightmare on Elm Street
When you’re down on Deep Ellum, put your money in your shoe
Don’t ask what your country can do for you
Cash on the ballot, money to burn
Dealey Plaza, make a left-hand turn
I’m going down to the crossroads, gonna flag a ride
The place where faith, hope, and charity lie
Shoot him while he runs, boy, shoot him while you can
See if you can shoot the invisible man
Goodbye, Charlie! Goodbye, Uncle Sam!
Frankly, Miss Scarlett, I don’t give a damn
What is the truth, and where did it go?
Ask Oswald and Ruby, they oughta know
“Shut your mouth,” said a wise old owl
Business is business, and it’s a murder most foul

Tommy, can you hear me? I’m the Acid Queen
I’m riding in a long, black Lincoln limousine
Ridin’ in the backseat next to my wife
Headed straight on in to the afterlife
I’m leaning to the left, I got my head in her lap
Hold on, I’ve been led into some kind of a trap
Where we ask no quarter, and no quarter do we give
We’re right down the street, from the street where you live
They mutilated his body and they took out his brain
What more could they do? They piled on the pain
But his soul was not there where it was supposed to be at
For the last fifty years they’ve been searchin’ for that
Freedom, oh freedom, freedom over me
I hate to tell you, mister, but only dead men are free
Send me some lovin’, then tell me no lie
Throw the gun in the gutter and walk on by
Wake up, little Susie, let’s go for a drive
Cross the Trinity River, let’s keep hope alive
Turn the radio on, don’t touch the dials
Parkland hospital, only six more miles
You got me dizzy, Miss Lizzy, you filled me with lead
That magic bullet of yours has gone to my head
I’m just a patsy like Patsy Cline
Never shot anyone from in front or behind
I’ve blood in my eye, got blood in my ear
I’m never gonna make it to the new frontier
Zapruder’s film I seen night before
Seen it thirty-three times, maybe more
It’s vile and deceitful, it’s cruel and it’s mean
Ugliest thing that you ever have seen
They killed him once and they killed him twice
Killed him like a human sacrifice
The day that they killed him, someone said to me, “Son
The age of the Antichrist has just only begun”
Air Force One comin’ in through the gate
Johnson sworn in at 2:38
Let me know when you decide to throw in the towel
It is what it is, and it’s murder most foul

What’s new, pussycat? What’d I say?
I said the soul of a nation been torn away
And it’s beginning to go into a slow decay
And that it’s thirty-six hours past Judgment Day
Wolfman Jack, he’s speaking in tongues
He’s going on and on at the top of his lungs
Play me a song, Mr. Wolfman Jack
Play it for me in my long Cadillac
Play me that “Only the Good Die Young”
Take me to the place Tom Dooley was hung
Play “St. James Infirmary” and the Court of King James
If you want to remember, you better write down the names
Play Etta James, too, play “I’d Rather Go Blind”
Play it for the man with the telepathic mind
Play John Lee Hooker, play “Scratch My Back”
Play it for that strip club owner named Jack
Guitar Slim going down slow
Play it for me and for Marilyn Monroe

Play “Please Don’t Let Me Be Misunderstood”
Play it for the First Lady, she ain’t feeling any good
Play Don Henley, play Glenn Frey
Take it to the limit and let it go by
Play it for Carl Wilson, too
Looking far, far away down Gower Avenue
Play tragedy, play “Twilight Time”
Take me back to Tulsa to the scene of the crime
Play another one and “Another One Bites the Dust”
Play “The Old Rugged Cross” and “In God We Trust”
Ride the pink horse down that long, lonesome road
Stand there and wait for his head to explode
Play “Mystery Train” for Mr. Mystery
The man who fell down dead like a rootless tree
Play it for the reverend, play it for the pastor
Play it for the dog that got no master
Play Oscar Peterson, play Stan Getz
Play “Blue Sky,” play Dickey Betts
Play Art Pepper, Thelonious Monk
Charlie Parker and all that junk
All that junk and “All That Jazz”
Play something for the Birdman of Alcatraz
Play Buster Keaton, play Harold Lloyd
Play Bugsy Siegel, play Pretty Boy Floyd
Play the numbers, play the odds
Play “Cry Me A River” for the Lord of the gods
Play Number nine, play Number six
Play it for Lindsey and Stevie Nicks
Play Nat King Cole, play “Nature Boy”
Play “Down In The Boondocks” for Terry Malloy
Play “It Happened One Night” and “One Night of Sin”
There’s twelve million souls that are listening in
Play “Merchant of Venice”, play “Merchants of Death”
Play “Stella by Starlight” for Lady Macbeth
Don’t worry, Mr. President, help’s on the way
Your brothers are comin’, there’ll be hell to pay
Brothers? What brothers? What’s this about hell?
Tell them, “We’re waiting, keep coming,” we’ll get them as well
Love Field is where his plane touched down
But it never did get back up off the ground
Was a hard act to follow, second to none
They killed him on the altar of the rising sun
Play “Misty” for me and “That Old Devil Moon”
Play “Anything Goes” and “Memphis in June”
Play “Lonely At the Top” and “Lonely Are the Brave”
Play it for Houdini spinning around his grave
Play Jelly Roll Morton, play “Lucille”
Play “Deep In a Dream”, and play “Driving Wheel”
Play “Moonlight Sonata” in F-sharp
And “A Key to the Highway” for the king on the harp
Play “Marching Through Georgia” and “Dumbarton’s Drums”
Play darkness and death will come when it comes
Play “Love Me Or Leave Me” by the great Bud Powell
Play “The Blood-stained Banner”, play “Murder Most Foul”

 

«Murder Most Foul»… («El asesinato más repugnante/infame», «Un asesinato inmundo»). Nuevo tema del cantautor de Minnesotta, su primera composición en ocho años, desde el disco Tempest, del 2012. Una larga elegía (casi 17 minutos) dedicada al asesinato de John F. Kennedy. El relato, la visión o el repaso a unos hechos trágicos…

…en un tiempo que de repente nos ha tocado vivir, casi apocalíptico. La tormenta desatada, el tsunami. Ceremonia global —también— del exceso de confianza, de la imprevisión, de la confusión, de la incompetencia. Terrible efecto dominó. Un diminuto virus pone en jaque a la humanidad. La demostración del poder desbocado e imprevisible de la naturaleza. He hablado en este blog de otros posibles y futuros efectos dominó. Del poder de la naturaleza. Quiero recordarlo y remarcarlo ahora. Ojalá, cuando todo vuelva a cierto nivel de normalidad, que esta amarga y dolorosa lección sirva para algo, para reflexionar. El mundo debería cambiar; el mundo va a cambiar; el mundo está cambiando. Cambia, pero no todo lo que sería deseable. Porque mientras tanto tengo —tenemos— que ver y oír en los medios de comunicación cosas como éstas…

«It’s going to disappear. One day it’s like a miracle, it will disappear»

(Donald Trump). O…

«Si la política de aislamiento continúa tendremos el caos y el virus juntos», calificando al coronavirus de «gripezinha» (gripecita). (Jair Bolsonaro).

Dos negacionistas del cambio climático, casualmente. Lo que es también una plaga y una pena es que auténticos imbéciles estén al frente de algunas naciones. No tengo piedad en este blog con los imbéciles*. Lo siento. Boris Johnson… otro cretino de campeonato. Pero vamos a dejarlo aquí. Ahora, los gobiernos de todo el mundo hacen lo que pueden. Y hay que apoyarles, en la medida de lo posible. Y ser positivos. Y confiar. No quisiera tan solo resaltar las imbecilidades que tenemos que oír por ahí. También se oyen cosas hermosas…

«Esta crisis va a sacar lo mejor de las personas»

(Pedro Sánchez; aunque la gestión del gobierno español también sea más que criticable, por otro lado).

*Es que soy un malhablado (y muy malo) y parece que no tengo remedio. Quería en realidad decir que «ambos son el súmmum de la inteligencia, del buen quehacer político, de las artes comunicativas y del respeto a sus adversarios y al planeta».

La naturaleza humana, para bien y para mal, también aflora en esta crisis, como no podía ser de otra manera. Así vemos algunas mentalidades muy cortas de vista, como los tristes ejemplos mencionados. La naturaleza humana, en su lado más oscuro y terrible también se ve reflejada en esos trágicos acontecimientos evocados en el tema de Dylan. Más de un paralelismo puede extraerse de ambas situaciones, el asesinato del presidente demócrata en 1963 y la crisis actual. ¿Pequeños pasos en dirección al abismo, a la oscuridad? ¿El declive, la decadencia de la civilización occidental? ¿Fallas terribles en el sistema?

Being led to the slaughter like a sacrificial lamb
Siendo llevado al matadero, como un cordero para el sacrificio
(…)
Shot down like a dog in broad daylight
Disparado como a un perro a plena luz del día
(…)

You got unpaid debts, we’ve come to collect
We’re gonna kill you with hatred, without any respect
Tienes deudas que pagar; venimos a cobrarlas
Vamos a matarte con odio, sin ningún respeto

Una letra dura, demoledora, realista. La naturaleza humana, o una parte de ella (la maldad), también. La letra está plagada de referencias y guiños a la cultura moderna y occidental, a héroes y grandes nombres de la música.

Una traducción más que aceptable aquí. Una reseña más que interesante aquí. Unas acotaciones o comentarios muy suculentos y bien traídos sobre diversos fragmentos de la letra aquí.

¿Una larga letanía, una especie de liturgia? Un tema ciertamente balsámico. La grandeza de la música. La música, al fin y al cabo, como portadora de esperanza («Es siempre la esperanza un ser de plumas / que en el alma se posa») y de calma. La música como bálsamo, estos días…

 

 

 

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en OPINIÓN, ROCK, SOCIEDAD. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Bob Dylan: Murder Most Foul

  1. Carmen dijo:

    Una entrada impecable…coincido totalmente.
    Te había contestado en mi blog en esa línea.

    Veremos cómo salimos de esta,yo estoy asustada.

    Cuídate,besos.

    Me gusta

  2. lrotula dijo:

    O Dylan ha encontrado su tono y su arreglo o el que ha cambiado soy yo como oyente. Esta canción me convence musicalmente y eso para mi es una gran alegría. Reconciliarme con Robert Zimmerman es para mi algo inesperado y gratificante. Vamos que voy a dormir muy feliz pensando en la canción.
    He escuchado el tema como pienso que se tiene que escuchar a Dylan, como lo hago desde que tuve -11 años. Siguiendo la letra. Así disfrutas también de la poesía del genio de Minesota. Adorables las referencias al rock al jazz y al blues. Luego la crudeza de la historia.
    Bueno, bien esta un poco de cordura Dylaniana (me gusta este sinsentido) en estos momentos tan oscuros.
    Enhorabuena por la entrada.

    Le gusta a 1 persona

  3. evavill dijo:

    Me emociona la voz de Dylan.

    No sé si esta catástrofe nos va a hacer mejores, me gustaría pensar que sí pero en realidad sospecho que volveremos a lo mismo en cuanto nos dejen. Ojalá me equivoque.
    Y si algo cambia, que lo hará, será más a consecuencia del virus que de nuestros comportamientos.

    Buena entrada, What.

    Gracias por el enlace!!

    Besos

    Me gusta

  4. Gracias a todo el mundo por la lectura. En cuanto al tema de Dylan, todo apunta a que no lo haya compuesto justo “ahora”, sino que puede haberlo confeccionado incluso en un período de años. Por la duración, la letra, etc. Publicarlo ahora es un golpe de efecto. Bien hecho. Y un bálsamo (escucharlo, no la letra de marras).
    Como reflexiones generales… pues como le he comentado a alguna persona, nada ha cambiado en realidad ni en la realidad. Ni la naturaleza, la mente o el comportamiento humanos. Un virus replicándose y matando es solo un evento natural más. Y eventos que se llevan por delante a gente hay muchos. No es ni más ni menos que lo que podría ser un terremoto, un volcán, un conflicto armado, el tabaquismo y el alcoholismo matando, un avión estrellándose… Por supuesto, cambian las dimensiones de la tragedia, la afectación. Pero ni es la primera pandemia ni va a ser la última. La peste, la gripe de 1918…
    Dudo mucho, muchísimo, que nos vaya a hacer mejores como especie. Ojalá me equivocara. Efectivamente, se volverá a las andadas. Pasado el susto, el mal trago… cuando haya vacuna, o tratamientos que lo mitiguen o frenen, o se controlen muy bien los nuevos brotes. En el mejor de los casos mucha gente se puede volver más consciente, más solidaria, sensible, generosa. También más miedosa, precavida, aprehensiva, paranoica y desconfiada incluso. Pero a x meses vista, pasado esto, volveremos a contaminar planeta y atmósfera como locos, y la economía marchando a todo trapo. El gran dios, la gran religión. Economía, capitalismo, consumismo, materialismo, producir, crecer, beneficios, dinero. De ahí mi reflexión y esperanza de que esta crisis nos recuerde lo vulnerables que somos y que con la naturaleza no se puede jugar. Se puede extrapolar la situación, para esto no hay que ser ningún lince: el coronavirus expandiéndose, la gente muriendo, los gobiernos (y la gente) llevándose las manos a la cabeza y lamentándose (“ahora es muy tarde, deberíamos haber tomado medidas antes”). Pues lo mismo el aumento de temperaturas, el aumento de los mares (imparable), el deshielo de los casquetes polares, el aumento del CO2 y otros gases. Calcadita puede ser la situación y las lamentaciones y los lloros de una especie estúpida llamada humanidad. El grado de estupidez o de sabiduría ha de determinarlo la propia gente, aprendiendo de los errores. Pero la naturaleza humana suele ser así: pasado el susto, vuelta a las andadas.
    Y pese a que la esperanza es algo hermoso, y humano, haría un “llamamiento” a centrarse en el presente, la realidad, y abrazarlo y aceptarlo. Aceptar no significa resignarse. A cultivar la ecuanimidad y la serenidad, por marciano que pueda sonar, pese a lo duro de las circunstancias. No dejamos de ser ecuanimidad, serenidad, quietud, atención, observación, conciencia, mente, apertura, inteligencia, también amor, compasión, sabiduría, integración. Eso no lo va a cambiar ni uno ni mil virus. Y la ecuanimidad solo puede traer más ecuanimidad y paz. Además de que es una buena base desde la que partir. Las cosas no son buenas ni malas en sí (la fábula del campesino chino), simplemente suceden.
    Con respecto a esta crisis, recomiendo a quien no lo haya leído el siguiente artículo. Es sencillamente brutal. Se entienden muchísimas cosas leyéndolo. Y además hace reflexionar sobre todas estas cuestiones: los Estados, el individuo, la libertad, las calamidades, el control; hacia qué tipo de sociedad y de mundo podríamos encaminarnos; qué modelo de sociedad en el fondo queremos o va a llegar. El artículo explica a la perfección por qué Europa está gestionando tan mal la crisis y las sociedades asiáticas han salido airosas gracias a una enorme disciplina social:

    La emergencia viral y el mundo de mañana. Byung-Chul Han, el filósofo surcoreano que piensa desde Berlín.

    Me gusta

    • lrotula dijo:

      Respuesta a tu comentario: lógicamente esto nos va a cambiar por el lado de hacernos mas miedosos y paranoicos. Las políticas medioambientales que se estaban cambiando, pasaran a un segundo plano.
      Vamos a volver a la era de la higiene y la asepsia. Que se preparen los que tienen alergias que van a ser legión.

      Me gusta

      • Sí, sin duda, más miedosos, paranoicos, también desconfiados y quizá más fríos y aislados con respecto a los demás (por ejemplo no acercarse a los demás, abrazos, besos, apretones… ). Lo cual atañe más a los pueblos mediterráneos y latinos. Las repercusiones en la sociedad y las conductas pueden ser infinitas. Políticas medioambientales en segundo plano… muy probablemente. Ya tienen la excusa perfecta, y desde luego ahora este tema queda absolutamente aparcado.

        Me gusta

  5. evavill dijo:

    Leí el artículo que enlazas y me gustó mucho.
    Estoy de acuerdo también contigo. No es algo nuevo lo que está ocurriendo, quizá sí más general debido a la globalización. Con todo lo que ello implica.

    Me gusta

    • Sí, el artículo es brutal. Lo de China es muy fuerte, pero han sabido usar muy bien la tecnología. Hoy en día los teléfonos móviles nos dan multitud de herramientas útiles: control de temperatura, apps para controlar e informar (aquí en Catalunya han lanzado una), geolocalización… en cambio en Europa no parece que se hayan enterado mucho. Claro que es inquietante, por el control sobre el individuo. No parece que valoren mucho la privacidad. Y lo de Corea del Sur ya está a años luz. En todo caso parece que están más que habituados a ir con máscara a todas horas. Qué mal. Quizá nos espera eso, glups. Y ayer leí otra entrada muy buena, sobre Singapur. Otros que lo han gestionado muy bien. Ni siquiera cerraron escuelas, eso es fuerte. Otra conclusión muy fuerte, ya para España, es que esos recortes en sanidad han sido fatales. Los contagios son alarmantes. El ratio supera en 4 veces a los sanitarios contagiados en China.

      Me gusta

  6. Raúl dijo:

    Aprovecho tu entrada sobre Bob Dylan para recomendaros un libro, la autobiografía de Robbie Robertson, el que fuera guitarrista de The Band, de lo mejorcito que he leído en lo relativo a libros sobre música y músicos (bueno, aún no he acabado); está muy bien escrito, es ameno, cercano, y es como conocer la historia musical de primera mano porque Robertson no se guarda nada, se desnuda y nos muestra cómo fueron aquellos años sesenta, nos habla de cómo fue su encuentro con Jimmi Hendrix, Bo Diddley, The Rolling Stones y otras leyendas de la música. Por supuesto, Bob Dylan es uno de los protagonistas en este libro; Robbie nos habla de él con admiración y cariño, y nos lo presenta como una persona amiga de sus amigos, comprensiva y muy valiente, capaz de mantener una gira junto a The Band que fue infernal porque el público no entendía por qué Dylan había electrificado su sonido, les abucheaban y cada concierto se convertía en un infierno. Una de las cosas que más le asombraban a Robbie Robertson era la capacidad que tenía Dylan para escribir y para acordarse de todas sus canciones, y más aún cuando éstas son complejas y largas, algunas interminables, como ésta o “Sad Eyed Lady of the Lowlands”, a la que hace tiempo dediqué una entrada. Creo que lrotula, que conoce muy bien a Dylan, ha estado muy acertado, es cómo si hubiera encontrado la pausa y el estilo para volver a transmitir con su voz de la misma manera que lo hacía en los años sesenta, porque de su talento como poeta creo que nadie ha dudado nunca. Ánimo a todos en estos días tan duros. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Vale, gracias. Interesante libro. Igualmente, ánimo.

      Le gusta a 1 persona

    • lrotula dijo:

      La clave de la canción ha sido el cambiar el modo de cantar al modo de recitar que dominaba en los últimos años de su vida Leonard Cohen. Este tema cantado por Cohen le hubiera ido como anillo al dedo. Además la letra es genial y menos enrevesada que lo habitual de Dylan.

      Le gusta a 1 persona

      • Está bien ese recitado, yo por lo menos lo encuentro balsámico y calmante. Igual hasta sirve para conciliar el sueño, jajaja. Nana dylaniana. Había un término en inglés que describía ese recitado, noséqué talking, no recuerdo. Buena observación la de Cohen. No he diseccionado la letra. Está bien, algo repetitiva al final. Para mi gusto se ha pasado con esos 17 minutos, pero da igual. Como siempre pasa conmingo, desconectado total. Quiero decir que no he seguido la obra reciente de Dylan, porque señalas que ha mejorado en calidad o inspiración. No puedo juzgar…

        Me gusta

        • lrotula dijo:

          Soy muy critico con la obra reciente de Dylan. Prácticamente es para olvidar, pero este tema no solo se salva, es muy bueno. Pertenece a las pocas canciones “rio” de Dylan. Que yo recuerde: Sad eye lady to the low lands (que la nombró Raul), Desolation row ( el camino de la desolación – vaya titulo), Hurricane. Todas las canciones muy recomendables.

          Me gusta

  7. laacantha dijo:

    “He hablado en este blog de otros posibles y futuros efectos dominó. Del poder de la naturaleza. ” ….Nos muestra actualmente la Naturaleza quien manda…a veces ( ultimamente a menudo) es necesario. Muy buenas reflexiones, un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s