Lama Gyurme & Jean Philippe Rykiel: Hope for Enlightenment

En 1995 estuve en el Nepal. Tres semanas de viaje. Éramos tres personas, una de ellas mi hermana. Contratamos todo el paquete del viaje en la agencia Trekking y Aventura, que sigue en activo que yo sepa, con oficina en la calle Urgell de Barcelona. La idea era conocer un poco este inmenso y fascinante país y hacer un trekking por la cordillera de los Annapurnas…

Nepal-131

El macizo de los Annapurnas es un auténtico coloso de la naturaleza: se extiende por 55 km e incluye un pico de más de 8000 metros —el Annapurna I, la décima cumbre más alta del planeta, con 8091 metros—, trece picos por encima de los 7000 m y dieciséis por encima de los 6000. Este macizo encierra un majestuoso circo glaciar de forma ovalada que es lo que se conoce como Annapurna Sanctuary. Precisamente éste es el trekking que escogimos, el que lleva hasta ese punto, donde está situado el campamento base de los Annapurnas (4130 metros, ése fue el punto más alto que alcanzamos)…

NPL12

NPL17

Annapurna-Base-Camp-Indiahikes-Vivek-Kumar-Varma-2-1024x428

No voy a extenderme demasiado sobre dicho trekking: está considerado de dificultad media, pues ni los senderos son demasiado duros ni las ascenciones en sí, siempre graduales. Aunque ascender se asciende, y tanto, y supone un esfuerzo físico, sobre todo en cuanto a las piernas se refiere. Otros trekkings son de mucha más duración —éste es de unos 13 días— y en ellos se llega a puntos mucho más altos. Nuestro trekking era bastante asequible, dentro de lo que cabe. Desde la capital, Kathmandú, se toma un vuelo hasta la localidad de Pokhara, epicentro desde el que parten la inmensa mayoría de estas expediciones. (Aquí tenemos la descripción de ese recorrido en la mencionada agencia de viajes).

Annapurna-Range

El macizo de los Annapurnas visto desde el valle de Pokhara. No hay palabras…

Desde luego, me faltan calificativos para describir tan impresionante viaje y experiencia: alucinante, maravilloso, fascinante, inolvidable. Tanto el trekking en sí como la totalidad del viaje estarían incluidos en un hipotético top ten e incluso un top five de las experiencias más hermosas de toda mi vida. No exagero. Viajar hasta allí supone una experiencia enriquecedora a nivel cultural y humano, ya que uno se encuentra un país realmente espectacular, hermosísimo, y con unas gentes increíblemente sencillas y hospitalarias. El choque a todos los niveles está asegurado. La huella dejada perdura en uno: puedo decir que algunas —muchas— de esas experiencias, imágenes y momentos han quedado grabadas a fuego en mi interior y me las llevaré conmigo.

Viajes-Nepal-trekking-Santuario-Annapurna

Tampoco voy a extenderme sobre tan fantástico viaje. Podría escribir una extensísima crónica si me lo propusiera, aunque debería hacer un esfuerzo notable de memoria. Baste decir que la escasa duración del trekking te permite conocer muchos otros aspectos y lugares del país. El propio Kathmandú es fascinante: adentrarse por las estrechísimas calles de su centro histórico y pasear entre talleres y tiendas donde se trabaja la artesanía en mil maneras y con mil materiales (telas, madera, metal, vasijas, máscaras, ropa, especias, joyas, souvenirs… ) es como retroceder al medioevo. Un momento mágico.

Destacaría en especial y rescataré dos lugares excepcionales: la visita en la misma capital a la stupa de Boudhanath —aunque que yo sepa este nombre adquiere distintas formas— o Boudha Stupa, un monumento realmente emblemático y muy conocido…

1024px-Boudha_Stupa_2017_48

1024px-Boudha_Stupa_IMG_7804_2018_42

Boudhanath-Stupa

nepal

Tenemos fotos de este mismísimo lugar; como curiosidad diré que hay bastantes monos en libertad…

Y el segundo lugar de obligada mención es la ciudad medieval de Bhaktapur o Bhadgaon, a unos 13 km de la capital. Esto sí que es absolutamente mágico y fascinante, un auténtico viaje en el tiempo. Este maravilloso enclave fue el escogido por Bernardo Bertolucci para filmar muchas de las escenas de su película El pequeño Buda.

DSC_0933

Durbar Square en Bhaktapur

2014_0723_152322_002-1080x450

93Panoramica-della-Bhaktapur-Durbar-con-il-Vatsala-Durga-Temple-in-primo-piano-Bhaktapur-prima40751417_305865200213359_140773301781227569_n

nepal-2

Muchas, muchísimas tallas e imágenes que vimos en los edificios de Bhaktapur representaban escenas y actos sexuales, que en esas culturas están desprovistas del pudor y el sentimiento de culpabilidad típicamente cristianos y representan liberación de energía, vitalidad y lo que se conoce como corrientes tántricas. En esta interesantísima entrada del blog RUBELLS ANTIQUES podéis ver si os apetece una magnífica galería de esas tallas y esculturas que soportaban muchos de los tejados de estos templos y edificaciones

Para cerrar el capítulo del viaje, voy a hacer tres apuntes:

—El primero es una anécdota: jamás creí que uno de los momentos más sublimes de mi vida, en cuanto a contemplación de la belleza, tendría lugar… meando. Efectivamente, así fue. Cuando emprendimos ese trekking pasamos la primera noche bajo techo, en una de las muchísimas y sencillas cabañas que los lugareños ofrecen como lodges a los turistas y caminantes. Era noche cerrada y me desperté porque me estaba orinando. Dejé mi saco de dormir y salí al exterior para mear. Y me quedé estupefacto, maravillado e hipnotizado: la luna brillaba esplendorosa y su luz se reflejaba en todo el inmenso y blanco macizo montañoso delante de mí. Cuánta belleza…

3_fc4d9e37be42da01dbd5396a18ce1212

No fue exactamente esta panorámica, pero sí muy parecida. Esto da una idea aproximada de lo que contemplaron mis ojos

—Tengo, tenemos decenas y decenas de fotografías de nuestro viaje. Pero fotos de las antiguas, con negativos y en papel. Nada de formato digital, que dudo existiera ya. Quizá si un día me animo a escanearlas podría subirlas a través de varias entradas de blog.

—Desafortunadamente, tanto la stupa de Boudhanath como Bhaktapur resultaron severamente dañados por el terremoto que sufrió el Nepal el 25 de abril del 2015, de magnitud 7,8. En esa localidad, por ejemplo, 67 construcciones quedaron totalmente destruidas, mientras que la gigantesca cúpula esférica ha necesitado restauración, pues resultó seriamente afectada. Unas noticias que en su día me llenaron de enorme tristeza.

maxresdefault

maxresdefault-1

earthquake1

IMG_2550

6424912-3x2-940x627

Nepal

Durbar-Square

Death Toll Rises Following Powerful Earthquake In Nepal

Hoy, 26 de diciembre del 2018, estas fotografías me han hecho saltar las lágrimas

               ============================

Ahora es el momento en que voy a hablar del budismo. Siempre, desde siempre he sentido una gran afinidad, fascinación e interés por la figura del Buda y por el budismo, por esta filosofía, religión y sistema de pensamiento; por sus intentos de desentrañar y dar respuesta a los grandes misterios de quiénes somos, qué somos en realidad y cuál sería el hipotético sentido de la vida. Sus respuestas, sus recetas, diagnóstico y puntos de vista me convencen totalmente; lo hicieron desde mi primera toma de contacto: la raíz de los problemas internos del ser humano son el deseo y el sufrimiento, y tan solo a través de la trascendencia y el desapego uno conseguirá liberarse auténticamente. Llámese meditación a esa metodología de trabajo: la búsqueda de esa paz y silencio interiores antes deben ir acompañados de una observación atenta de qué es lo que pasa en nuestro interior; cómo funciona nuestra mente y las razones que nos llevan a actuar y ser así, también a desear. Observar los propios pensamientos, sin resistencia, sin juzgarlos, sin abrazarlos ni condenarlos sería como observar el paso de las nubes tumbados sobre la hierba.

buda-colombo-sri-lanka-1

Personalmente estoy de acuerdo con las enseñanzas del Buda: se puede despertar a nuestro verdadero ser —a ese despertar le llaman samadhi; también satori en el budismo zen—, se puede alcanzar la iluminación, sabiduría, armonía, felicidad o nirvana, no importa el nombre que le demos. Creo que en el fondo somos conciencia y que nuestra verdadera identidad es eterna, atemporal e infinita: no tiene principio ni fin. ¿Dios, el alma? ¿El todo, la individualidad? Tan solo son palabras, construcciones mentales. ¿Acaso distinguimos las gotas de agua de la totalidad del océano? Y sin embargo todas y cada una de las gotas son el océano. ¿Acaso distinguimos segundo a segundo del fluir del tiempo? Sí que los distinguimos, en verdad, porque nuestra mente tiende a analizar, dividir, bautizar, verbalizar y conceptualizar. Pero la realidad no parece necesitar de relojes (aparatos que pretendidamente “miden”) y se las puede apañar sin el concepto humano de “tiempo”. Es más, al respecto de esto preguntaría si realmente existe lo que conocemos como “un segundo”. ¿No puede ser más que una mera ilusión mental? ¿Podemos, pueden los relojes realmente medirlo o “atraparlo”? Así que creo que las partes son el todo y que en este todo no hay partes, divisiones ni fronteras. Personalmente —he de “confesar”— no hago distinción entre ese todo, la realidad, y la conciencia. Éste seguramente es el punto clave de toda esta visión. Podemos llamar a esto conciencia cósmica o conciencia única. Mente única, ser supremo… son muchos de los términos que se han barajado. Es más, para mí no es solamente una cuestión de “creer”: estoy convencido de que todo esto puede experimentarse, que uno puede tener la evidencia directa de esta verdadera identidad; uno puede tener ese flash, esa certeza repentina e indiscutible. El “ser” no es producto del pensar; no es un concepto ni idea: está ahí, siempre ha estado ahí, antes de cualquier idea o palabra, antes de que intentemos explicarnos a nosotros mismos quiénes somos o cualquier otra cosa. Porque eso es siempre lo que hacemos, dialogar con nosotros mismos. Más precisamente, la mente dialoga consigo misma porque se ha desdoblado en dos, creando una dualidad, una falsedad, una imagen (pensad en ello con detenimiento y honestidad). ¡Una imagen para nosotros mismos, para la propia mente! Esto, que parece tan normal, debería en realidad parecernos muy extraño y anormal. Es así cómo se crea un desdoblamiento: la mente nos convierte a nosotros mismos en dos, en el observador y lo observado. A este funcionamiento tan anómalo siempre le he llamado “el personaje”. Maya, la ilusión, es un término importantísimo (en el hinduismo, concretamente), y deshacerla una tarea titánica. Y claro está, así… ¿cómo puede haber autenticidad, fidelidad en esa observación? Cuando por un instante rompemos o se rompe esa falsedad o imagen emerge la verdad del ser, antes que cualquier representación o idea. Es difícil de expresar y explicar, pero fácil, instantáneo, diáfano e inequívoco experimentarlo. Y puede ser espontáneo o llevarte toda una vida de búsqueda y esfuerzo.

Estas son mis creencias y vivencias. Tan solo unos puntos de vista, con la sutileza de que para mí tienen bastante base en la experiencia, la evidencia y la intuición directa. Lo sé, esto puede sonar terriblemente pedante, a “estoy en posesión de la verdad absoluta”, pero no es ese mi planteamiento. No se trata aquí de convencer o adoctrinar. Solamente estoy exponiendo, que quede claro. Habrá gente a quien todo esto le parezca más o menos creíble. O lógico. O que le resulte interesante; digno de profundizar en ello. O habrá a quien le suene a rollo patatero, a comida de coco pura y dura. O quien esté en completo desacuerdo. Ojo, que he mencionado a “Dios” sin realmente hablar de Dios. He hablado de algo sin principio ni fin sin aferrarme a “la inmortalidad del alma”. Al fin y al cabo, dicho sea de paso, siempre he creído que el “no hay nada” de los ateos no es más que otra forma de intento de verdad absoluta, de absolutismo a nivel conceptual.

tumblr_no2ykljPKD1u4dso1o1_1280

Yo hablo del ser o de la identidad última y verdadera que puede alcanzarse a través del despertar o la iluminación. Son mis puntos de vista y en definitiva están muy arraigados, en consonancia o relacionados con el budismo. La cuestión es que esta atracción por el budismo ya existía en mí antes del viaje al Nepal, y tras él aún se acrecentó más. Bastantes son los libros que he leído del tema a lo largo de mi vida. Y no estrictamente de las enseñanzas del Buda. Sí es cierto que he leído libros de autores que diseccionaban y explicaban estas creencias; algunos de ellos escritos por nombres ilustres del budismo zen japonés. Otros son libros que nos hablan de las enseñanzas espirituales de maestros hindúes, personas que sencillamente se han dedicado a buscar o a meditar, sin relación directa o forzosa con el Buda; y muchos otros libros son de pensadores occidentales en un amplio abanico de lo que podemos llamar filosofías trascendentales o transpersonales.

[He releído todo lo dicho y creo necesario añadir una precisión importante: en realidad no me interesa el budismo tomado como una religión; ni en su aspecto de jerarquía, normas o el sistema que en definitiva se acaba creando. No me interesa como tinglado, y me es bastante indiferente el Dalai Lama, con todos los respetos, así como las innumerables escuelas e interpretaciones de la doctrina, interesantes todas; no me interesan las discusiones académicas en ese sentido, ni perder el más mínimo tiempo en ellas. En verdad la mente si tira por ese camino se acaba perdiendo en un bosque de conceptos, como si nos ponemos a teorizar sobre Dios y el alma. En definitiva, solo me interesan las enseñanzas originales del Buda].

Como mera curiosidad, y sin que tenga una relación directa con el viaje, me gustaría compartir y difundir unas imágenes. Simplemente porque me apetece hacerlo, porque son fotografías de la que considero una hermosísima estatua del Buda; también porque me parece que se trata de unas imágenes casi desconocidas para el grueso del público occidental. Vayan como muestra de mi fascinación por el Buda y el budismo. Y antes que nada, como digo, por su belleza plástica…

escultura-maitreya-buddha-monasterio-thiksey-leh-ladakh-jammu-cachemira-india_62890-17

450px-Maitreya_Buddha_the_next_Buddha

Close_up_of_Maitreya_Buddha_at_Thiksey_Monastery_DSCN6617_1

Esta magnífica y multicolor estatua del Buda se encuentra en el monasterio de Thiksey, situado en la región de Ladakh. Esta región se encuentra en el norte de la India…

«Ladakh lies in far north India, in the heart of the Himalaya. The name of the region means ‘land of high passes’, as it’s completely locked by mountains on all sides, and so it can only be reached by air, or via a grueling [agotador] trip across passes over 5000 meters over sea level. Ladakh occupies the western half of the Tibetan plateau; its history, language and culture are closely related to Tibet. As such, Ladakh is one of the best places in the world to experience and get to know Tibetan culture, especially in summer when beautiful, colorful festivals take place in monasteries».

Efectivamente, el Ladakh está fuertemente emparentado con el Tibet y el budismo tibetano. De hecho es uno de los últimos reductos en el mundo donde estas ancestrales creencias y cultura pueden subsistir en libertad. Está fuera del alcance de las zarpas de la China comunista e imperialista, que como todos sabemos se anexionó militarmente el Tibet en el año 1950 y lo acabó declarando una “región autónoma” oficialmente en el año 1965 (Tibet Autonomous Region). Por supuesto, después de someter, masacrar y asesinar a miles y miles de civiles y también a miles de monjes budistas, amén de destruir infinidad de monasterios. Todo ello sucedió entre los años 1958 y 1962, en lo que se conoce como the Great Leap Forward, una ofensiva a todos los niveles llevada a cabo por la República Popular de China. También es sabido que a raíz de todo ello el decimocuarto Dalai Lama, en total desacuerdo político, huyó y se exilió en Dharamsala, India.

6Thiksey-Maitreya

En realidad esta estatua estaría representando a lo que en budismo se conoce como el Maitreya, el Buda futuro o que está por venir, para aportar según sus creencias la iluminación a la humanidad…

«Thiksey monastery (is) the largest monastery in central Ladakh, inspired by the Potala Palace in Lhasa. It’s 19 kilometers away from Leh and when we visited it was eerily quiet [en una calma absoluta], as all monks had gone to the Nubra Valley to see the Dalai Lama. (…) The statue of Maitreya, the future Buddha, at Thiksey monastery. According to Buddhist sacred scriptures, Maitreya is a bodhisattva [una encarnación del Buda], an enlightened being [un ser iluminado] who will appear on Earth and achieve enlightenment [alcanzará la iluminación], and then continue Buddha’s teachings. This prophecy is found in all major schools of Buddhism. The iconography of Maitreya is very common all around Ladakh, and statues like this are everywhere: in squares, big monasteries and tiny ones lost in the mountains».

Todas estas citas están extraídas de un magnífico artículo y fotorreportaje en la web GREEN GLOBAL TRAVEL. En él, la escritora freelance británica Margherita Ragg y su marido, el fotógrafo australiano Nick Burns narran su increíble viaje a estas tierras en el año 2010.

17Nubra-valley-monks-and-Maitreya

Monjes frente a otro Buda Maitreya, esta vez exterior y en el monasterio de Diskit, en el valle de Nubra

7Thiksey-view-768x511

Espectacular panorámica del valle de Thiksey

filename-dsc-1090-2-jpg

43423311_340878749802064_3816436651051693844_n

depositphotos_63547885-stock-photo-colorful-sculpture-of-maitreya-buddha

depositphotos_88016338-stock-photo-statue-depicting-maitreya-at-the

La estatua es bastante grande: mide dos pisos de altura

maitreya-buddha-thikse-gompa-near-leh-indus-valley-ladakh-india2207165

ThikseyMonasteryLadakh

Para finalizar, me decido por esta fotografía: es el monasterio de Thiksey, ciertamente muy parecido al Potala de Lhasa, la capital tibetana. Esta fotografía está incluida en otro fotorreportaje sensacional, el de una pareja que estuvo allí en el 2013 y que son apasionados de los viajes (vuelta al mundo inclusive): Estem de vacances.

============================

También una extensa zona del Nepal está muy ligada al Tibet y al budismo tibetano, al igual que el Ladakh. Ya de vuelta en Barcelona, se despertó en mí una lógica curiosidad por la música tibetana y budista, y fruto de mis indagaciones por las estanterías de música étnica de los desaparecidos Discos Castelló me compré algunos CD; algunos de músicos nepalíes, otros de mantras o cantos budistas, con esos fascinantes sonidos de percusión o esas impresionantes trompetas o trompas tibetanas…

7a-budismo_tibetano-9e195

tibet-monksjpg_9

7be030795a15758116078d968f2dbe13

Y no recuerdo en qué momento exacto, pero este CD cayó en mis manos. Mi curiosidad musical y cultural, mis afinidades, mi interés, el destino, el karma o quizá una mezcla de todo ello hizo que el disco del Lama Gyurme & Jean-Philippe Rykiel ingresara en mi colección. No sería extraño pensar o decir que este disco y el que escribe estaban predestinados a cruzar sus caminos…

R-2104415-1264253476.jpeg

El disco salió en 1994 —según otras fuentes fue en 1995—, es decir, casi en el momento exacto con respecto a nuestro viaje. Ambos músicos han colaborado en distintas ocasiones…

  • Songs of Awakening: The Lama’s Chant with Jean-Philippe Rykiel (1995)
  • Rain of Blessings/Vajra Chants with Jean-Philippe Rykiel (2000)
  • Hope for Enlightenment (2000)
  • The Lama’s Chants (Songs of Awakening/Roads of Blessings) with Jean-Philippe Rykiel and Loy Ehrlich (2004)
  • Chants for Peace (Chants pour la Paix) with Jean-Philippe Rykiel (2010)

Lama Gyurme o Lama Gyourmé es un lama o monje budista y músico nacido en el Reino del Bután en 1948. El Bután, otro fascinante país del Himalaya, muy emparentado también con el Tibet y el budismo, pues fue este pueblo el que introdujo esta religión en este remoto país.

«He was entrusted [fue confiado] by his family at the age of four to the monastery of Djang Tchub Tcheu Ling in Bhutan where his interest in sacred music appeared quickly. At the age of nine, he became a permanent resident of the monastery where he received Buddhist teachings, completed by an initiation to traditional arts, including music.

At the age of 20, he followed his first spiritual retreat of three years, three months and three days, necessary to the formation of Lama, at the monastery of Sonada in India of which the director is Kalu Rinpoche. During this retreat, he was given the title of “Oumze” – master of music – by Kalu Rinpoche. After a stay at the monastery of Rumtek in Sikkim, he fulfilled [completó] his religious education in Bhutan before obtaining his diploma of teacher of the Kagyupa tradition».

(Fuente: Wikipedia)

Desde 1974 reside en Francia y es director del Kagyupa Centre en París (Kagyu Dzong) y, desde 1982, del Vajradhara Ling Centre en Normandía.

lama2-2160x900

Jean-Philippe Rykiel nació en 1961 en Francia. Es ciego desde su nacimiento debido a una negligencia médica. Desde muy niño fue autodidacta con el piano, y además se ha convertido en un respetado compositor y arreglista. Ha trabajado y colaborado entre otros con Vangelis, Steve Hillage, el maliense Salif Keita, Papa Wemba, Leonard Cohen o el senegalés Youssou N’Dour. Entre sus influencias cita a Miles Davis y Thelonious Monk. En 1982 sacó su primer álbum en solitario y ha hecho por ejemplo música para varias películas.

The Lama’s Chant: Songs of Awakening se compone de cinco extensos temas. El escogido para esta entrada, Hope for Enlightenment, es realmente hermoso. Podemos apreciar en él la grave y poderosa voz del Lama Gyurme. Un tema que combina muy hábilmente la atmósfera y la profundidad de los mantras budistas con el atractivo melódico, haciendo que no esté exento de gancho comercial.

He escogido dos vídeos fascinantes donde se combina el tema con maravillosas imágenes del mundo budista, los imponentes Himalayas, gentes y los países situados en esta región…

Todavía me parece más espectacular el segundo vídeo. Impresionantes paisajes, la mayoría de ellos procedentes precisamente del Ladakh, aunque también parece haber escenas del Nepal —se ve por ejemplo el imponente pico del Machapuchare, con su forma tan característica—. Una música ideal para relajarse, para la introspección o la meditación, o sencillamente para soñar, evadirse y viajar. Mucho más si ponemos las imágenes a pantalla completa…

Para los que pudieran estar interesados, aquí tenemos el disco completo.

El Nepal… no descarto volver algún día, en absoluto. Para hacer otro trekking, incluso más largo y más duro. Sería… maravilloso.

 नमस्ते

Namaste

Anuncios

Acerca de whatgoesaround

Desde Barcelona. Me fascina el misterio, y hay infinitas preguntas y enigmas sin respuesta. La música, otra gran pasión.
Esta entrada fue publicada en ARTE, ÉTNICA, FOTOGRAFÍAS, OPINIÓN, SOCIEDAD, WORLD MUSIC. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Lama Gyurme & Jean Philippe Rykiel: Hope for Enlightenment

  1. evavill dijo:

    A mí también me atrae la filosofía del budismo. Ese desapegarse del yo, del ego que es la fuente de casi todos nuestros sufrimientos. Lo que ocurre es que no es fácil, no nos han enseñado a domar la mente, a no involucrarnos en los propios pensamientos, no sabemos casi ninguno ser observadores.
    No me extraña que te quedaras impactado, deben de ser unos paisajes espectaculares. Cuando estamos en silencio en medio de la Naturaleza sentimos algo, esa comunión con el mundo o ese formar parte de algo mayor
    Muy bonita entrada tanto de contenido como de imágenes. La música la escucharé con calma.
    Besos.

    Me gusta

    • A mí no me gusta ni me convence considerar o ver al budismo como una religión. Prefiero verlo como una filosofía o sistema de pensamiento, que intenta dar respuesta a las grandes preguntas y misterios de la existencia, o de la naturaleza de la realidad. Y de la propia conciencia o ser. Así lo veo yo. Habrá muchas interpretaciones, se puede ver como una filosofía que busca la trascendencia o la espiritualidad, o simplemente el conocimiento o la sabiduría, para quien no le gusten estos términos con tufillo religioso. Y es verdad, es difícil observar con ecuanimidad, atención y objetividad. Ni nos han enseñado ni estamos entrenados. Desapegarse por otro lado es soltar, de alguna forma dejar ir las cosas, y eso es difícil y el común de los mortales no está interesado en hacerlo. Porque requiere una energía y una disciplina brutales. Besos.

      Me gusta

  2. Fantástico destino 🙂 un viaje espectacular !! 😀 Algún día espero ir.
    Con la iglesia/buda/x/dios …con la fe, hemos topado querido Sancho 😀 Muy de acuerdo con Buda y contigo (nada de Lamas, ni etc) . Aunque, personalmente tiendo más a usar la filosofía y la biología que la religión. Yo lo veo todo desde un punto de vista muy biocíclico, holístico…y filosófico (ya Platón nos hablaba de desdoblamientos en el mito de la caverna…).
    Nada es perfecto, ninguna religión lo es, ninguna filosofía lo es (por ello tiendo a la suma). Y con los años he llegado a la conclusión de que “Todo es lo mismo”, todas tienen mucho en común, confluyen en muchos aspectos, aunque a simple vista no lo parezca.
    La fe es algo que desde un punto de vista antropológico y psicológico-psiquiátrico siempre me ha llamado mucho la atención. La religión también, pero la fe como tal, tiene mucho de fascinante.
    Un abrazo grande y Feliz salida y entrada de año compañero. Que el 2019 venga cargado de salud, música, …y viajes 😉

    Me gusta

    • Desde luego que sí, un destino maravilloso y un viaje brutal, qué experiencia tan increíble. Estaría muy bien el Ladakh también, y Bután, pero son destinos de ensueño y no es fácil plantarse allí. Una amiga mía estuvo en Ladakh hace años y ya me explicó de las trabas burocráticas y papeles para entrar en la India, y después un larguísimo viaje hasta el lejano norte.
      En cuanto al budismo, pues como acabo más o menos de dar a entender, prefiero verlo como una filosofía o sistema de pensamiento que intenta dar unas respuestas a las grandes preguntas de la existencia o de la naturaleza de la realidad. No quiero ni me gusta enfocarlo como una religión. Huyo de ese vocablo, como del de Dios, términos todos muy contaminados cultural, ideológicamente. ¡E iglesia! ¡Quita, quita, jajajaja! Yo no he hablado de iglesias, justamente he dicho que no me interesan esos tinglados. La fe… bueno, lo veré como búsqueda del conocimiento. La fe es un concepto que puede englobar a todas las religiones. Coincido, en el fondo todas intentan responder a lo mismo y dan una respuesta muy parecida. “Ser superior”, o creador, o ser supremo… también son términos que no me gustan, porque implican entre otras cosas autoridad, lo bueno y lo malo, juzgar nuestros actos, etc. Por eso me gusta el budismo, porque busca la verdad dentro de uno mismo… si hay algo trascendente quizá es nuestra conciencia quizá creando y recreando lo real. En fin…
      Mis mejores deseos también… salud, viajes, música… ya es un plan excelente. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. MJ RU1Z dijo:

    He de confesarte What que casi me he dormido al escuchar la música de los dos vídeos finales… me han hecho sentir una paz que no encontraba desde hace mucho. Me he perdido la mitad de las imágenes porque se me cerraban los ojos… en otro momento tendré que volver a visionarlos, no quiero perderme nada.
    Este viaje tuyo me ha traído a la memoria un lugar que tengo bastante cerca: el Valle del Silencio. Es un lugar que conocí gracias a un máster que empecé hace ahora diez años. Para completar este curso teníamos que realizar un proyecto que nos proponía la dirección del curso. A mi grupo le tocaron un par de casas en ese valle. Así tuve conocimiento de su existencia. Se trata de un lugar entre altas montañas, altas para lo que hay en España, claro, comparadas con el Himalaya no adquieren ni la categoría de colinas… en fin, el caso es que aquel lugar inaccesible hace unos cuantos siglos, albergó un monasterio. Pero que no te venga la imagen de esos monasterios modernos y monumentales que conocemos ahora, no era de esos. El santo fundador era un visigodo que se marchó a aquella montaña para encontrarse o fundir su alma con la divinidad. Lo hizo en una cueva perdida en la montaña, al lado de un riachuelo que dejaba de sonar para no interrumpir los rezos del santo. Por eso se llamó Valle del Silencio, ni el fluir del agua se atrevía a interrumpir la oración de aquel santo varón. Esa cueva contiene lo que algunos llaman lugar de poder, es decir, un punto telúrico de alta potencia. Todos estos lugares están relacionados con los enclaves de los lugares de culto más primitivos que, con el tiempo, fueron ocupando las distintas religiones. La contemplación de esas montañas te hacen sentir cosas increíbles… las que tú viste ya ni te cuento.
    En esos lugares, tan buscados en la antigüedad, cuando aún éramos capaces de distinguir sin ningún aparato esas energías que nos conectan con la tierra, el hombre podía unirse al universo. Imagino que algo parecido sucederá en el Nepal y que por ello proliferó en esos parajes la religión budista y el asentamiento de tantos monasterios. Yo tampoco soy ya de religiones, al menos no de las religiones tal y como las conocemos hoy en día. Y lo dice una tía que se educó en un colegio de monjas. Pero creo que todas las religiones son una completa tomadura de pelo. Un cuento chino imposible de creer. Creo más en estas conexiones con la tierra y, por ende, con el universo. Lástima que nos hayan privado de practicarlas enmascarándolas con otras cosas que nada tienen que ver con ellas.
    Dicho esto y volviendo a la música, me fascinan estos sonidos que estoy convencida que nos conectan a la tierra, al universo y a esa energía global de la que hablaba. En mi monasterio se celebran misas por el rito mozárabe y como en ese trabajo me tocó la parte histórica, tuve que investigar todo lo que pude sobre ello. Encontré cosas fascinantes que algún día contaré pero que están muy relacionadas con ese tipo de sonidos que emiten esos instrumentos nepalíes.
    Y ya me despido, que casi he redactado otro post completo. Mis mejores deseos para el año que está a punto se entrar. Namaste.

    Le gusta a 1 persona

    • El dormirse es uno de los muchos efectos posibles de estos temas del lama. Normal y lógico, por otra parte, y mucho más a las horas intempestivas en que has comentado. Muchísimas gracias por el espectacular comentario; hay en él tantísimas cosas interesantes, que daría para mucho. Es posible ahora que suelte un rollo kilométrico, me conozco, jajaja…
      Qué hermosa y bonita historia ésta del valle y ese señor visigodo que se retiró allí para fundirse con la divinidad, como dices. Hermosa idea y hermosa expresión, me gustan. Pues sí, supongo que la historia de la humanidad en sus muchas culturas está llena de personas que lo dejan todo para abrazar la senda espiritual, la búsqueda de la sabiduría, la verdad, del sí mismo, de Dios… muchas son las definiciones. La misma historia de Oriente y muy en especial de la India está plagada de ejemplos: santos, santones, ascetas (los célebres sadhus), ermitaños o como queramos llamarles. El mismísimo Siddharta Gautama, el Buda, lo dejó todo para buscar la verdad, cosa que me produce la mayor de las admiraciones. Sabes, todos somos el Buda, en el fondo: múltiples manifestaciones en múltiples papeles de la vida. Por cierto, un día en Nepal, cuando atravesábamos un valle muy hermoso, vi a un sadhu absolutamente entregado a sus rezos, como en un frenesí repitiendo sus oraciones. No había nada de extravagante o pose en su comportamiento, se notaba. Me quedé absolutamente impactado.
      Como decía, esos santones o ascetas que lo dejan todo… todas tus reflexiones, y también las mías anteriores, apuntan a lo que yo creo una diferenciación fundamental: no es lo mismo la religión que la espiritualidad. Muchísima gente busca la espiritualidad, o respuestas trascendentales, incluso aquellos que no se sienten cómodos o recelan de las religiones (normal, por otro lado, y coincido en que son cuentos chinos en buena medida). La espiritualidad no necesita de templos, ni de iglesias, ni ritos, misas, vestimentas, menos alhajas, sacerdotes, sistemas, credos y un largo etcétera. Da un poco de lástima que partiendo de mensajes originales que pueden ser muy válidos se haya desvirtuado todo tanto y creado estos tinglados que desvían a las ovejas del verdadero camino (alabado sea el Señor, jajaja). No, en serio, los mensajes de Buda o Cristo, sus enseñanzas (amor al prójimo, sentirse hijo de Dios, cosa muy legítima) me parecen válidos, pero huyo del aspecto tinglado, y eso incluye al budismo.
      Muy interesante, apasionante, el tema de las energías y su conexión con las antiguas religiones, con el misticismo y esa búsqueda. Totalmente de acuerdo contigo. Incluso a nivel telúrico o terrestre, si pensamos en todo el globo. Hay interesantes teorías que dicen que en el planeta hay unos centros o puntos de poder, e incluso unas invisibles líneas que los conectan, y que eso guarda relación como dices con centros de culto y cosas similares. Incluso con grandes construcciones como las pirámides levantadas por tantas culturas. Pero ese es otro largo tema (en el que estuve algo metido hace unos años). Incluso algunos autores son muy precisos y dan unas latitudes, cercanas al Ecuador, solo es cuestión de informarse. Muy interesante todo ello. Además el tema energía, en relación con lo espiritual, puede llevarnos directamente a la ciencia y a buscar una base científica que conecte todos estos temas. No es tan raro si lo pensamos, si todo es energía y materia y todo se transforma…
      Hace ya bastantes años me prestaron un libro interesantísimo: Manual de iluminación para holgazanes, escrito por Thaddeus Golas. Un libro brevísimo que huía de explicaciones complicadas y que venía a decir que todos funcionamos a distintos niveles de energía o de vibración, que todo en el universo es vibración… ideas nada descabelladas, al contrario. Este señor venía a decir que solo tenemos que elevar nuestra frecuencia de vibraciones, algo que podrá sonar a humo, charlatanería o rollo new age, pero que tiene bastante lógica. También decía que cualquier experiencia que haga que nuestros horizontes se amplíen ya es de por sí una experiencia de iluminación. Porque nos estamos expandiendo. Hay datos sobre este libro en la red.
      Como decía, el tema de la energía y de conectar con ellas es muy interesante. Incluso la ciencia en estas últimas décadas se ha dado cuenta de que puede haber un acercamiento a la espiritualidad, que quizá esos caminos no divergen tanto, que solo es cuestión de cómo interpretas la realidad. Y me parece bien que así sea. Cosas como la física cuántica, como el famoso experimento de la doble rendija, cosas como el principio de incertidumbre de Heisenberg, aparte de desafiar al sentido común, vienen a demostrar cuán estrechamente relacionados están el observador y lo observado, el sujeto y el objeto, la conciencia y la realidad. Hasta el punto que el observador puede influir en la realidad a través de sus mediciones. Y todo esto no hace más que converger con mi forma de pensar y la de muchos místicos: no hay dentro ni fuera, sujeto ni objeto; no hay partes en la realidad. Alcanzar la iluminación es entre otras cosas comprender esto.
      Coincido contigo en que probablemente hayamos perdido esa capacidad de conexión con las energías, el todo, la realidad. Podemos sentirlo cuando nos integramos con la naturaleza o las montañas…
      Ay, iba a acabar pero falta algo: es verdad, esos sonidos tan especiales que se usan en muchas músicas para relajación o meditación, también en la música ancestral tibetana… trompas, cuencos, bambú, palos de madera, campanas y campanillas, platillos, gongs, el sonido del agua incluso… según estas enseñanzas estos sonidos pueden despertar algo en nosotros, provocar una respuesta de algo que permanece dormido en nuestro interior. Sí, muy interesante lo que apuntas. Y corto ya, que ya vale.
      Namaste.

      Le gusta a 2 personas

      • MJ RU1Z dijo:

        Madre mía. Tremenda respuesta What. Empezando por el principio te contaré que como ese santo hubo muchos por esa zona. No en vano la denominaron La Tebaida Berciana por la cantidad de anacoretas que se dejaban caer por esas latitudes para fundirse con la divinidad. Ellos fueron germen de otros tantos establecimientos monacales. El modo de sentir la religión de esta clase de gente es el adecuado, la senda de la espiritualidad y no la terrible parafernalia que se fue creando siempre en torno del dinero y el poder, ésos que mueven el mundo hacia el rumbo equivocado.
        La temática energética sí que es apasionante, sí. Y hoy en día se está dejando de pensar por fin que esto era “cousa de meigas” o cosa de brujas que se diría en castellano. Tanto en las catedrales como en antiquísimos santuarios existen todos esos lugares de poder, en la cueva del santo hay uno muy potente y en Ponferrada, cerca del castillo de los templarios hay otro. Hoy se pueden medir y cuantificar y han dejado de ser chorradas inventadas por algún iluminado como antaño. Se sabe que estas energías nos afectan, que pueden producir enfermedades o curarlas, que pueden hasta facilitar el éxtasis y la levitación. Y es cierto que las pirámides son localizadores de puntos como esos. He leído algo sobre el tema porque tengo una novela de ciencia ficción a medio hacer, donde estos monumentos cobraban una especial importancia de conexión entre puntos de este mundo y del universo. Lo que no he llegado a saber es si estas construcciones son potenciadores de la energía o, por el contrario, actúan como una especie de tapones para contenerla. Un tema apasionante sin duda, pero trayéndolo a nuestra realidad cotidiana, mucho más allá de Fen Shui. Hoy la electricidad y los wifis y demás aparatos que usamos nos distorsionan los campos magnéticos en los que estamos siempre inmersos. Esto es una temática para un millón de posts o de libros.
        Para acabar, te diré que estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices y que me he apuntado el librito de los holgazanes.
        Namaste y buena entrada de año.

        Me gusta

        • Gracias a ti por tantas explicaciones e historias interesantes. Y desde luego te deseo un feliz año. (¿No has visto mi entrada sobre Las Muñecas de Famosa? Creo que te haría reír).
          Namastebeso (namás). (Es mi nuevo saludo, a ver si tiene algo de aceptación o éxito… ).

          Le gusta a 1 persona

          • MJ RU1Z dijo:

            ¡Feliz año What! Vi el título de pasada pero aún no he tenido tiempo de nada. Estoy liada con los siete millones de redes que me están dando un montón de problemas. El software me trae de cabeza… no he podido empezar peor el año en ese sentido, con bloqueo de Facebook y Pinterest descolocado que no sé si es culpa mía o de ellos… un rollo.

            Me voy para allá, para las muñecas quiero decir. El Namastebeso está bien, me gustan los juegos de palabras y las palabras inventadas, a veces juego a eso. A ver si los demás opinan lo mismo 🙂

            Me gusta

  4. ¡Hola! soy Rubén, me dejaste unos comentarios en mi artículo “existe un personaje dentro de ti que no es real”. Antes de nada agradecerte por escribirme y compartir conmigo tu historia, me hizo mucha ilusión 😉

    Con respecto a este artículo, pues está genial, deberías plantearte escribir más sobre estos temas. Tienes muy buena capacidad para poner palabras a lo esencial, y esto suele ser complicado. Escribes con un lenguaje muy claro, cercano y directo, me gusta mucho.

    De todo lo que has escrito me quedaré con este texto: “En verdad la mente si tira por ese camino se acaba perdiendo en un bosque de conceptos…”

    Así es, parece que es un sistema de pensamientos que está diseñado para buscar y no encontrar. Creo que la verdadera espiritualidad está es lo cotidiano, en lo simple, en lo fácil, en el instante que escribo esto. No se puede encontrar porque ya está, ya es, siempre es cuando se deja de buscar…

    Nos enganchamos en religiones, budismo, cristianismo, filosofías, da igual, solo son flechas que a menudo apuntan a la misma dirección. Son vehículos que utilizamos para intentar entender lo qué somos en realidad. De alguna manera creo que la verdadera espiritualidad es cuando aparcamos ese vehículo y comenzamos a andar. Es entonces cuando los conceptos se funden con la experiencia.

    En realidad ya lo sabemos todo. Nos pasamos la vida fabricando una personalidad y tarde o temprano nos damos cuenta de que no es real. A menudo todas las respuestas se encuentran en el momento en que se hace la pregunta, quien pregunta es la respuesta y desaparece…

    Ha sido un gusto conectar contigo, ¡estamos en contacto!

    Rubén Molinero

    Me gusta

    • Hola, Rubén. Encantadísimo y muy feliz de que hayas leído mi entrada y sobre todo mis reflexiones personales. Dices que hablo de una manera muy clara y cercana sobre lo esencial. Es posible… pero tú no te quedas corto. Tu comentario es brutal y sinceramente mucho de lo que dices es para enmarcar. Creo que conectamos muchísimo. Varias cosas de las que dices las he sentido y pensado muchas veces. Por ejemplo…
      Desde luego, los sistemas de pensamiento, filosofías, ideas, religiones, doctrinas… todo parecen sistemas diseñados para buscar y no encontrar. De ahí que perderse en bosques de conceptos es el pan de cada día, si se me permite la broma. Pero es que tú apuntas a lo esencial con una facilidad y una sencillez admirables: “no se puede encontrar porque ya está, ya es, siempre es cuando se deja de buscar”. Efectivamente, cuántas veces he pensado esto mismo. La gran paradoja de buscar la “verdad” es que alcanzar la iluminación es darse cuenta de que no hay nada que alcanzar. Sí y no a la vez. Debemos buscar, debemos emprender el camino, debemos mover el culo para despertar y movilizar esas inmensas energías, para acabar descubriendo que todos los seres ya son el Buda o expresan el auténtico ser, sin más complicaciones. Y así todos los seres humanos son a la vez ignorantes de esto y expresiones auténticas del ser, o como digo y dicen muchos, de la budeidad. (E insisto, no quiero ver esto desde la óptica de las religiones; considero al budismo una herramienta para reflexionar, buscar, trabajar y transformarse de enorme utilidad, eso es todo).
      Otra gran verdad: “cuando aparcamos ese vehículo y comenzamos a andar”. Brutal. Y otra: “En realidad ya lo sabemos todo. (..) A menudo todas las respuestas se encuentran en el momento en que se hace la pregunta, quien pregunta es la respuesta y desaparece… “.
      Me parece brutal cómo lo expresas, porque apuntas directamente a lo verdaderamente esencial e importante. (Perdona, pero) Krishnamurti decía esto mismo: la pregunta es en sí misma la respuesta, encierra la respuesta. Por todas estas razones no se puede aislar la respuesta o la verdad. No se puede atrapar, congelar, cogerla con unas pinzas y separarla. No hay nada que alcanzar, nada que venga de fuera, ningún elemento externo ni parcial nos va a proporcionar la respuesta última. En fin, que se puede expresar de distintas formas.
      Sin duda, creo que tenemos mucho sobre lo que conversar.

      Me gusta

    • Añadiré otra cosa: sobre esto que dices de que todo son flechas que apuntan en la misma dirección…
      Creo que fue D T Suzuki, uno de los grandes pensadores del budismo zen quien (en un libro que leí) decía que en la búsqueda de la verdad nos habíamos despistado: que apuntábamos a la luna con el dedo pero que ya había llegado un punto en que solamente veíamos el dedo. Esto es el equivalente a decir que todo está filtrado por el raciocinio. Esto es el equivalente a lo que dijiste: “pensamos” el presente en lugar de vivirlo holísticamente.

      Me gusta

  5. evavill dijo:

    Hola, What.
    Aunque Buda dice que no deseemos y esto del cambio de año no sea más que una convención, igual vengo a desearte un feliz 2019.
    Besos

    Me gusta

    • ¡Hola! En realidad el Buda sí que deseaba, por lo menos deseaba cosas buenas: deseaba que todos los seres alcanzaran la iluminación algún día, que dejaran de sufrir, etc. Es la famosa compasión budista, que me parece genial y lógica. Yo también te deseo felicidad para los próximos 525 600 minutos… ¿a que suena rarísimo? Jajaja, es un año (y de ahí todas esas fórmulas del otro día). Bueno, todo esto son bromas. Lo que no es broma es que te deseo que todo vaya lo mejor posible y seas feliz.
      Creo que para mí va a ser un año muy importante a nivel personal. Algo que he puesto en marcha y algo más que pienso iniciar… Se irá desgranando.
      Oye, se me ha ocurrido un nuevo saludo, no sé si hacerlo extensivo y sacarle copyright. A mí me hace gracia (estoy loco, ya lo sabes). Es este…
      Namastebeso (namás).

      Me gusta

  6. lrotula dijo:

    La música muy buena. Precisamente la semana pasada me sumergi en un jazz que lo definían cómo jazz espiritual. Yo lo tengo muy oído pero nunca me cansa y me gusta recurrir a el y sobretodo descubrir nuevos músicos.
    En cuanto lo del viaje pues me alegro mucho, eso siempre queda y las sensaciones son inolvidables.
    Y por último el budismo religión, filosofía de cualquier manera tiene algo que muchos no tienen y a todos nos hace falta RESPETO.
    Que gracia hay bares, marcas de Ginebra que utilizan el nombre de buda. Yo imagino que a los budistas no les gustará, pero de eso no hacen un drama.
    Pasaría lo mismo con cualquier símbolo de las tres religiones monoteístas? Cuidado entramos en terreno peligroso …

    Me gusta

    • Todo el CD está muy bien en verdad. Relajante, profundo e introspectivo. Jazz espiritual, suena muy bien. Me podrías decir, cuando quieras…
      El viaje, pues sí, maravilloso, el Nepal es una pasada y las montañas increíbles. Surgió cuando un día comentásteis vuestras experiencias como montañeros. Explicar esto era una espina que tenía clavada.
      Como le he comentado a algunos, es que veo el budismo no solo como una religión, o no principalmente. Me quedo con ese enorme trabajo personal e interior para despertar o descubrir nuestra verdadera identidad o ser. Creo en ello totalmente, esto no tiene nada de superstición, palabrería o fe hueca… qué va. En cuanto al cachondeo del nombre, creo que a los budistas hasta les hará gracia, son tolerantes la inmensa mayoría. Bueno, por lo que dices de las religiones… yo es que veo abismales diferencias entre el budismo como sistema y el catolicismo o el islamismo. Claro que no estoy metido dentro. Repito, a mí lo que me importa es su filosofía, el tema espiritual y personal.
      Feliz año, por supuesto, y…
      Namastebeso (namás). (Nuevo saludo, jajaja).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s